Skip to main content

Rusos y lanzas, la mayor amenaza para los drones

Derriban un dron con una lanza en un festival medieval ruso

Juan Carballo

17/05/2016 - 12:28

Un participante en el Festival de Rusborg atacó con un arma de la Edad Media un avión no tripulado que sobrevolaba la zona para grabar el espectáculo.

Los ingenieros han descubierto cuál es la mayor amenaza para los aviones no tripulados. Y no, no son ni las águilas, ni las ondas de radio, ni otros drones que vuelan en su mismo espacio aéreo. La verdadera debilidad de estos dispositivos de última generación son los aficionados rusos de las recreaciones históricas.

Ironías aparte, el Festival de Rusborg que se celebra en Rusia cada año reúne a miles de participantes que reviven los enfrentamientos medievales entre los pueblos eslavos, escandinavos y las tribus nómadas. En la edición de 2016, un “soldadoarrojó una lanza a uno de los drones que sobrevolaban el campo de batalla. El impacto derribó la aeronave al instante.

El vídeo comienza con un plano aéreo donde se puede ver a un grupo de personas vestidas con ropajes de la Edad Media. De pronto, uno de los participantes del espectáculo toma impulso y dispara su lanza contra el avión no tripulado. Acto seguido el dron desciende bruscamente hasta caer sobre la hierba.

Cómo volar un dron sin estrellarse en el intento

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) recomienda no volar drones sobre zonas urbanas ni sobre aglomeraciones de personas. Esto incluye parques, playas, conciertos, manifestaciones… y festivales como el de Rusborg. Estos gadgets se han vuelto muy populares en los últimos años, pero AESA advierte que incumplir las normas puede salir muy caro. Quizás este aficionado ruso solo pretendía hacer valer la normativa vigente.

7 accesorios imprescindibles para tu dron

No obstante, atacar a un dron con una lanza no es precísamente la forma más segura de derribarlo. Este temerario podría haber alcanzado a cualquier otro participante del festival. Por el momento, los operadores del drone, unos fotógrafos de Lipetsk, han asegurado que llevarán la aeronave a Moscú para proceder con las reparaciones