Skip to main content

El simulador ultra realista de Star Wars necesitará ocho tarjetas gráficas

Star Wars: Galaxy's Edge

03/04/2018 - 15:24

La construcción de Star Wars Galaxy's Edge marcha a la velocidad de la luz. Disney anunció en su D23 de 2015, una expo en la que la compañía presenta sus planes de futuro, la construcción de una nueva atracción para sus parques temáticos. Se trata de un simulador ultra realista que ofrecerá la experiencia de Star Wars más realista hasta la fecha.

Todo lo que gira alrededor de Star Wars Galaxy's Edge es bastante impresionante, empezando por las empresas que están detrás de la atracción. Y es que, al ser algo puramente tecnológico, Disney ha querido rodearse de algunas de las empresas más poderosas de la industria. Por un lado está Nvidia, quien fabrica las GPU con mayor cuota de mercado actualmente. Por otra Disney con su licencia de Star Wars, el estudio ILMxLAB de LucasFilm y, además, Epic Games.

Epic es una de las compañías más importantes del mercado de los videojuegos. Actualmente os sonará porque su Fortnite está gozando de un éxito casi sin precedentes en los videojuegos (adelantando por la derecha al propio PUBG), pero también porque, si jugáis a videojuegos, seguro que habéis visto el logo del motor Unreal Engine antes de algunos de ellos.

Unreal Engine 4 es el último motor construido por Epic Games y es, precisamente, con el que la compañía realizó una demostración de fuerza durante la pasada GDC. Diferentes compañías, entre las que estaban Epic y Disney, mostraron demostraciones tecnológicas con una nueva técnica de iluminación (llamada raytracing) que supone el avance gráfico en tiempo real más potente de los últimos años.

De hecho, la demostración de Epic Games era de cómo se podían conseguir gráficos hiper realistas en tiempo real y utilizaron Star Wars como base para la demo. Claro está, es solo la punta del iceberg, ya que es Epic quien está dando vida a la atracción de Star Wars Galaxy's Edge y, además, ya conocemos algunos detalles más sobre ella.

Y es que, la intención de Disney es la de crear una atracción-simulador en la que los asistentes puedan interactuar. Cada ''partida'' será única por ese componente interactivo y, de este modo, hay mucho ''de videojuego'' en Star Wars Galaxy's Edge. Para conseguirlo, Nvidia tiene que crear animaciones, entornos y modelos que se ejecuten en tiempo real y, como Disney quiere que sea lo más realista posible, la capacidad de cómputo debe ser abismal.

Parece que las primeras pruebas no iban todo lo fluidas que se esperaba y, por eso, la compañía solicitó más potencia y Nvidia les proporcionó una estación de trabajo que se compone de ocho tarjetas gráficas Nvidia Quadro P6000. Eso sí, estas gráficas no son para jugar, sino para realizar una gran cantidad de cálculos por segundo. Veremos qué tal les queda el ''simulador''.

[Fuente: PCPer]

Ver ahora: