Sistema de energía solar portátil para iluminar África y Asia

Sistema de energía solar portátil para iluminar África y Asia

Panasonic ha diseñado un sistema portátil de energía solar que permite proveer de luz a la población de países de África y Asia que no tienen acceso a la electricidad.

El dispositivo se llama Eneloop y se trata de un acumulador solar compacto que se compone de un panel solar para obtener la energía, un sistema de almacenamiento y una plataforma de iluminación. 

La electricidad obtenida a través del panel solar se guarda en una batería de hidruro de níquel-metal y tiene una vida útil estimada de 5 años. La carga completa de la pila se lleva a cabo en unas 5 horas aproximadamente.

Se puede utilizar tanto para cargar pequeños dispositivos, como smartphones o pulseras cuantificadoras, así como para alimentar las lámparas LED que se incluyen en la plataforma, lo que hace posible que las personas sin luz puedan iluminarse durante la noche.

Eneloop tiene dos lámparas LED. Una de ellas es de tipo bombilla redonda de 1,5 W, y la otra tiene la bombilla alargada y ofrece 5 W de potencia de salida.  

Panasonic ha desarrollado este sistema compacto y portátil de energía solar con la intención de comercializarlo en zonas de África y Asia que no tienen acceso a la red eléctrica, ya que, según los datos que maneja la compañía, aproximadamente el 20% de la población mundial vive en zonas sin corriente o con redes intermitentes. 

Una lámpara solar para dar luz a mil millones de personas

Las personas que no tienen acceso a la luz tienen ponen en práctica soluciones alternativas para iluminarse, como las lámparas de queroseno o los generadores diésel, que se alimentan de combustibles que son peligrosos por su toxicidad y por la posibilidad de que se produzcan accidentes. 

Sin embargo, gracias a Eneloop la población sin corriente tendrá acceso a una fuente limpia de electricidad con la que iluminarse por las noches y cargar los teléfonos móvil y aparatos. 

La compañía empezará a distribuir en una selección de países de África y Asia a partir del próximo mes de noviembre.