Skip to main content

Un sistema usa el cuerpo para comunicarse de forma inalámbrica

Un sistema usa el cuerpo para comunicarse de forma inalámbrica

03/09/2015 - 17:04

Ingenieros de la Universidad de California han desarrollado un sistema de campos magnéticos para transmitir datos de forma inalámbrica a través del cuerpo. 

Un equipo de ingenieros de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) ha desarrollado un sistema de comunicación basado en campos magnéticos que tiene la capacidad de enviar información de manera inalámbrica a través del cuerpo humano

Los investigadores han estado trabajando con una tecnología que podría mejorar el funcionamiento de los sistemas de intercambio de información entre los dispositivos electrónicos actuales. Se trata de una plataforma de baja potencia programada para mandar y recibir señales magnéticas para transmitir datos en todo el cuerpo humano.

Este sistema podría emplearse, por ejemplo, en la creación de una red inalámbrica de sensores que permitan monitorizar todos los parámetros de la salud del usuario, o para transmitir energía a los wearables para evitar tener que cargarlos con mucha frecuencia.

Un sistema usa el cuerpo para comunicarse de forma inalámbrica

"La gente utiliza cada vez más dispositivos electrónicos, como relojes inteligentes o monitores de salud, y todos estos aparatos necesitan comunicarse información entre sí", explica Patrick Mercier, profesor en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación en la UCSD. "Actualmente se comunican por bluetooth, pero con nuestra tecnología podrían hacerlo empleando mucha menos energía"

Y es que, a diferencia del bluetooth, el sistema que ha desarrollado este equipo de ingenieros no utiliza radiación para el envío de la información, sino campos magnéticos. Las señales de radio que usa el bluetooth necesitan un impulso energético para viajar por el cuerpo, mientras que las magnéticas se comunican sin problemas, lo que permite ahorrar mucha energía en la transmisión y recepción de datos.

Consiguen transmitir energía inalámbrica a 55 metros

Según los investigadores, además, la pérdida de trayectoria (es decir, el nivel de interferencia entre los dispositivos) es diez millones de veces inferior que en el caso del bluetooth, de manera que aplicando esta tecnología los dispositivos podrían invertir mucha menos energía para comunicarse. 

Los ingenieros tienen todavía trabajo por delante y en la actualidad se encuentran en la prueba de concepto, aunque están muy satisfechos por los resultados de ahorro energético y calidad de transmisión obtenidos con los prototipos. 

[Fuente: Universidad de California]

Ver ahora: