Skip to main content

SkinTrack convierte tu piel en una pantalla táctil

skintrack

05/05/2016 - 21:22

La Universidad Carnegie Mellon ha desarrollado una tecnología para los relojes inteligentes que permite convertir el brazo del usuario en una pantalla táctil. 

Un equipo de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon ha desarrollado una nueva tecnología para los relojes inteligentes que permite convertir el brazo del usuario en una pantalla táctil. 

Uno de los problemas que presentan los smartwatches es que la pantalla resulta excesivamente pequeña para manejar el dispositivo con comodidad. Por este motivo, introducir texto, trazos o dibujar con el dedo en ocasiones puede resultar bastante complicado, de forma que muchas funciones se delegan en el asistente de voz. 

Sin embargo, la nueva tecnología que han desarrollado estos científicos podría cambiar las cosas y solucionar este problema. El sistema se llama SkinTrack y permite llevar a cabo un seguimiento continuo de la piel del usuario, transformando el brazo en una pantalla táctil para interactuar con el reloj inteligente. 

La plataforma se compone, por un lado, de un anillo que el usuario tiene que colocarse en el dedo, que emite una señal de alta frecuencia continúa. El sistema se completa con una pulsera que se integra en la correa del reloj. La banda cuenta con cuatro pares de electrodos que detectan la señal emitida por el anillo, que se transmiten a la pulsera cuando el dedo toca la piel. 

Debido al retraso de fase inherente a la señal de corriente alterna de alta frecuencia que se produce al propagarse por el cuerpo, SkinTrack utiliza la distancia entre el anillo y los electrodos para triangular la posición del dedo en el espacio 2D.

El Apple Watch 2 contaría con conectividad móvil

El sistema puede efectuar un seguimiento continuo, de forma que es posible dibujar, realizar gestos o utilizar toques o golpes para interactuar con el dispositivo. El reloj inteligente puede reconocer los comandos que el usuario ha introducido tocando la piel para abrir aplicaciones o llevar a cabo diferentes acciones, incluso jugar a videojuegos como Angry Birds.

Esta tecnología tiene muchas ventajas: es cómoda, wearable, fácil de usar y barata de fabricar. Además, su utilización es completamente segura y sus señales de radiofrecuencia no tienen efectos negativos para la salud. 

Ver ahora: