Skip to main content

Snapdragon 836 jamás llegará y tendremos que esperar al 845

Snapdragon 836 no será el próximo procesador de gama alta de Qualcomm.

06/09/2017 - 09:59

En los últimos años venía siendo habitual que el calendario de lanzamientos de Qualcomm tuviera dos fechas clave. La primera de ellas, en torno al mes de marzo-abril, anunciando la llegada al mercado de su procesador de gama alta para el correspondiente año. La segunda, en el último trimestre, para anunciar un nuevo chip intermedio entre la generación de ese año y la del próximo.

Así se hizo por ejemplo el año pasado, cuando se anunció en la segunda mitad de 2016 el Snapdragon 821, un procesador con ligeras mejoras con respecto al 820. Este año se barruntaba que Qualcomm haría algo similar con el Snapdragon 836, sucesor temporal del 835 que equipan móviles como el Xiaomi Mi 6, LG V30 y OnePlus 5.

Finalmente parece que no será así. Según fuentes citadas por XDA, el Qualcomm 836 jamás verá la luz, por lo que tendremos que esperar como mínimo al primer trimestre de 2018 para ver un nuevo gama alta por parte de la compañía estadounidense. Es una sorpresa que puede significar varias cosas.

La primera posibilidad es que simplemente no haya suficientes mejoras disponibles como para justificar el lanzamiento de un nuevo procesador. La segunda, que sean muchas las que llegarán con Snapdragon 845 y en San Diego (California) hayan decidido centrarse en el desarrollo del chip que previsiblemente equipará el Samsung Galaxy S9.

Estos son los móviles con Snapdragon 835 que puedes comprar ahora mismo desde España

Esta noticia tiene una consecuencia inmediata para los móviles que deben salir en lo que queda de año, como por ejemplo los Pixel 2. Significa que saldrán al mercado con Snapdragon 835, un procesador que ya está disponibles en móviles que fueron anunciados en febrero, por lo que ahora son mucho más baratos. Los Pixel 2 saldrán a un precio alto que no se corresponde con la potencia que ofrecen con respecto a otros dispositivos como el LG V30, que ya hemos tenido oportunidad de probar.

No hay que olvidar que un SoC móvil es mucho más de lo que parece. No sólo garantiza la fluidez y la potencia de un smartphone, sino que gestiona de forma más amplia la cámara o las conexiones, especialmente las inalámbricas. De ahí que con cada nueva generación de chips dispongamos de velocidades de conexión a Internet mejores.

Ver ahora: