Skip to main content

Los SSD, cada vez más baratos: ¿cuándo cazarán al disco duro?

Cuánto cuesta un SSD y si merece la pena con respecto a un disco duro.

04/09/2017 - 15:09

Los SSD o Unidades en Estado Sólido no son precisamente nuevos. Llevan un tiempo con nosotros, pero debido a su alto precio no han logrado desbancar al disco duro convencional como el instalado por defecto en la mayoría de ordenadores.

Sin embargo, todo evoluciona, y los precios de ciertas variantes de ssd SSD han bajado bastante últimamente. Cada vez son más baratos y eso es una amenaza para los HDD, considerablemente más lentos. La pregunta es ¿cómo ha sido la evolución? ¿Cuándo serán los SSD una opción verdaderamente asequible?

La curva de precio de las unidades en estado sólido se mantiene a la baja de forma constante, como se desprende de los datos de un estudio elaborado por Idealo. Poco a poco va acercándose al punto en el que será más rentable instalar un SSD que un HDD, aunque la capacidad también tiene algo que decir.

Por ahora, la mayoría de los SSD que se venden son limitados en cuanto a GB de almacenamiento, siendo los de 128 GB los más habituales, por delante de los de 256 GB y 512 GB, que sin embargo son los que más han bajado de precio.

Compara el precio de los SSD más vendidos en Amazon España

Sí, puedes funcionar con 128 GB, e incluso con menos. En dicho espacio puedes instalar el sistema operativo, pero ¿para qué quieres instalar un SSD en tu ordenador si luego apenas puedes almacenar e instalar programas en él? He ahí la ventaja de las unidades de 512 GB.

Por otra parte, mientras que por un lado se amplía la capacidad de estas unidades, por la otra se incrementa aún más la velocidad. El objetivo es que sean capaces de hacer las veces incluso de la memoria RAM, como es el caso de los nuevos Intel Optane.

¿Cuánto han bajado los precios de los SSD?

Ahora vamos a los datos puros y duros. Hablemos por ejemplo de las mencionadas unidades en estado sólido de 512 GB. Éstas fueron las últimas en aterrizar en el mercado, también las más exclusivas. Su precio medio de venta en 2014 era de 304€, más del doble que el de sus hermanos menores de 256 GB y el triple que las de 128 GB.

¿Merecían la pena entonces? Seguramente sí. Además el precio estaba ya en consonancia con la cantidad de GB: doble de almacenamiento, doble de precio.

Sin embargo, algo debía funcionar rematadamente mal. Seguramente las ventas fueron decepcionantes, y por eso los fabricantes decidieron tirar los precios de los SSD de 256 GB para hacerlo más baratos.

¿Cuántos tipos de SSD existen? Te lo explicamos

Ocurrió a principios de 2015, cuando alcanzaron su punto más alto en cuanto a precio: nada más y nada menos que 457€. Alguien pensó que esto no podía seguir así y comenzó un lento descenso hasta los 221€ de media que cuestan ahora.

Por el camino ha habido altibajos, con momentos en los que se situaban por encima de los 300€, holgadamente incluso. Hay que tener en cuenta que además de la demanda, estos componentes se deben también a los materiales con los que están hechos, bastante escasos en todo el mundo.

Por qué es un caso particular

Hemos decidido centrarnos en el desarrollo y la evolución del precio de los SSD de 512 GB porque es llamativo. El precio de sus compañeros de línea se ha mantenido más o menos estable, al menos en la foto finish. Bien es cierto que por el camino los SSD de otras capacidades han subido y bajado, pero al final se mantienen en la misma franja.

En cambio los de 512 GB, como se puede observar en el siguiente gráfico, an pasado a moverse cada vez más cerca de los 200€. Su precio ya no dobla a lo que cuesta uno de 128 GB, sino que está peligrosamente cerca.

No hay que llevarse a engaño ni ser demasiado optimista. Es poco probable que sus precios se desplomen en un futuro próximo. Como prueba de ello está el coste que tienen las demás unidades en estado sólido, que con menos presión por parte de consumidores y fabricantes se han mantenido estables.

Lo más seguro es que en algún momento de los próximos años ocurra lo mismo con los SSD de consumo de más capacidad.

Ver ahora:

Te recomendamos