¿Te llaman pero no se oye nada? Podría ser fraude telefónico

Por qué fraude telefónico comienza llamada silenciosa

Seguro que alguna vez han llamado a tu casa y, al cogerlo, no ha contestado nadie. Posiblemente se trate de fraude telefónico y, a continuación, te vamos a explicar por qué comienza con una llamada silenciosa.

Posiblemente, al otro lado de la línea se encuentre un sistema informático automatizado que llama a tu número (y a otros cientos) para, posteriormente, realizar una lista de personas a las que timar.

Vijay Balasubramaniiyan, CEO de Pindrop Security, una empresa de Atlanta que se dedica a detectar fraudes telefónicos, dice que los criminales cargan una serie de teléfonos en un dispositivo para que, después, el software los llame.

Pero, ¿De dónde sacan esos números? Puede que los saquen de una tienda que ha sido hackeada o que la víctima se haya inscrito en un concurso online para ganar un iPad Mini. Todo es posible. 

Correos falsos de facturas suplantan a Telefónica y Orange

De acuero con la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, este timo cada vez se cobra más víctimas debido a los precios de las llamadas online desde servicios como Skype, por ejemplo.

Esa llamada silenciosa inicial es el punto de partida que los estafadores usan para iniciar el fraude telefónico. Lo que el software intenta identificar es si, al otro lado del teléfono, hay un ser humano. Les vale con escuchar una tos, por lo que es especialmente sensible. 

Cómo recopilan información personal

El siguiente paso de los delincuentes es intentar obtener información sobre la tarjeta de crédito. El procceso es el siguiente: la víctima recibe una llamada de un contestador que dice algo similar a esto: "Esta llamada se debe a un importante fallo de seguridad con su tarjeta de crédito. Si usted es el titular de la línea pulse 1. De lo contrario, el responsable debe llamar al teléfono XXX". 

Si el software detecta que lo están ignorando, la voz pregrabada advierte que alguien ha intentado acceder a su cuenta bancaria y que necesitan verificar que es el titular de la misma. Después, este software reenvía la llamada a otro dispositivo y le hace una serie de preguntas para recolectar información personal, como su fecha de nacimiento, su tarjeta de crédito y su PIN de seguridad, la fecha de caducidad de la misma, o su número de la seguridad social. En definitiva, recolecta todas sus credenciales para robarle. 

Puede que caigas en la trampa porque muchos bancos tienen un sistema de comprobación telefónica similar. Sin embargo, Balasubramaniiyan recomienda no dar estos datos por teléfono nunca. El CEO recuerda una estafa en 2014 en la que los delincuentes se hacían pasar por el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos, que se encarga de la recaudación fiscal. Los estafadores decían que la víctima le debía dinero al Gobierno y que, si no lo ingresaba antes de que finalizara la llamada, llevarían a la policía a la puerta de la casa. En definitiva, otro caso de fraude telefónico.

La compañía asegura que 1 de cada 2.200 llamadas son una posible estafa. Si, por lo que sea, no has podido coger el teléfono en ese momento, e intentas devolver la llamada, comienzan a recoger información de tu línea. Si la víctima decide llamar desde otro número, te saldrá un mensaje que dice: "Este teléfono se encuentra desactivado". De esta forma, la víctima piensa, de forma incorrecta, que se encuentra fuera de servicio.

Comienza el robo

Una vez los delincuentes tienen todos los datos personales de la víctima, llama a su entidad bancaria. Tras realizar todas las preguntas de seguridad para saber si es la persona adecuada, el estafador le dice al operador que si puede decirle la cantidad de crédito disponible en la cuenta. 

Si le parece que la cifra merece la pena, le dice al banco que actualice su dirección. Y ya se ha realizado el timo. 

Soluciones

Pero, ¿Qué es lo que podemos hacer para evitar este tipo de fraudes telefónicos? Por parte de entidades bancarias, se puede identificar al estafador debido a los cortes en la voz que se realizan en la llamada. El tiempo entre esos cortes varía dependiendo del país y del tipo de conexión que se tenga.

Pindrop tiene una herramienta que usa 147 claves para identificar una llamada fraudulenta. De esta forma, aunque el número diga que es de un fijo de Atlanta, el audio puede indicar que procede de un país de África. Este servicio ya lo utilizan cuatro de los bancos más importantes de EEUU, pero Balasubramaniiyan prefiere mantener el anonimato de sus clientes. Gracias a ello, han identificado a un grupo que opera desde Nigeria.

Desgraciadamente, no hay ninguna herramienta disponible que identifique de forma similar el fraude telefónico para un usuario medio. Sin embargo, recomienda que, si sospechas de una llamada, compares el número con el de la oficina de tu banco. Por su parte, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos aconseja colgar ante cualquier llamada automática.

[Fuente:NPR]