Usuarios optan por la versión más "económica" de Apple Watch

Usuarios se inclinan por versiones más económicas del Apple Watch

A juzgar por las estimaciones de las pre-órdenes para el Apple Watch, la mayoría de los consumidores parecen haber cubierto sus apuestas en esta primera versión del nuevo dispositivo.

La mayoría de las personas que preordenaron un reloj optaron por los modelos más "económicos", el Apple Watch Sport de aluminio. Y la mayoría de los que compraron los relojes de acero inoxidable más caros parecen haber limitado su inversión comprando una correa de menor precio.

Slice Intelligence es el primero publicar un informe sobre las ventas del Apple Watch, estimando que al menos el 62% de las 957 mil o más personas en los EE.UU. que preordenaron un reloj de Apple el viernes ordenó a uno de la gama inferior de relojes deportivos de aluminio. Slice encontró que el 38% compró un Watch de acero inoxidable.

Según la firma, no había encontrado pre-órdenes para reloj de oro de 18 quilates.

En el informe, Slice dijo que los consumidores que ordenaron un Apple Watch Sport gastó un promedio de 382,83 dólares por el reloj, mientras que los que ordenaron un Watch de acero inoxidable gastaron 707,04 dólares.

Pantalla de zafiro del Apple Watch lo resiste todo (vídeo).

El reloj fue relativamente bien recibido en las primeras revisiones de los medios que aparecieron la semana pasada. Muchos señalaron que el reloj parecía útil, pero que la experiencia de las aplicaciones necesitaba refinamiento. Sin embargo, varios analistas concluyeron que los consumidores harían bien en guardar su dinero y esperar por versiones más maduras del Watch.

El Watch aún está muy ligado al iPhone asociado para la mayoría de aplicaciones. La primera versión del Watch no tiene radio GPS, o WiFi para acceder a Internet o llamadas de voz. La batería no dura más de un día. Muchos de los componentes en el reloj, en particular la NFC, no son accesibles para los desarrolladores de aplicaciones de terceros.

Si bien algunas de esas limitaciones pueden abordarse en futuras actualizaciones de software, algunas de ellas, incluyendo mejoras en la batería, sólo puede llegar a través de una actualización física del propio hardware.

Quizá por esto muchos usuarios se lo han pensado dos (o tres) veces antes de que pagar más de 500 dólares en un Apple Watch. A juzgar por la vida útil probable de la versión 1.0 del dispositivo, simplemente no es una inversión a largo plazo muy buena.