The Wolfe, una tarjeta gráfica externa para ordenadores portátiles

tarjeta grafica externa

En muchas ocasiones, los ordenadores portátiles se ven obligados a sacrificar el rendimiento gráfico para ofrecer un grosor más delgado, un peso más ligero y una mayor autonomía de la batería. 

Para mejorar las capacidades gráficas de estos equipos, una startup con sede en Massachusetts ha desarrollado The Wolfe, una tarjeta gráfica externa que permite optimizar los portátiles para que sea posible jugar a videojuegos con requerimientos exigentes, utilizar aplicaciones de diseño gráfico o edición de vídeo, así como sumergirse en la realidad virtual sin ningún tipo de problema. 

The Wolfe se trata de una GPU con un diseño moderno, compacto y ligero, que se asemeja bastante a un disco duro o una batería externa. De acuerdo con el fabricante, ofrece hasta cinco veces más potencia gráfica a través de un sencillo gesto: lo único que hay que hacer es enchufar el aparato al ordenador. 

Hay dos modelos disponibles: The Wolfe y The Wolfe Pro. La versión estándar contiene una NVIDIA GTX 950, con 786 núcleos que funcionan a una velocidad de reloj de 1024 MHz. La versión Pro ejecuta una GPU NVIDIA GTX 970 con 1664 núcleos que operan a 1050 MHz. 

La tarjeta gráfica externa es compatible con la tecnología Thunderbolt y, aunque el dispositivo ha sido especialmente desarrollado para MacBooks, también es compatible con portátiles con sistema operativo Windows que dispongan de un conector Thunderbolt habilitado.

A la hora de elegir un método de financiación para su producto, los fabricantes de The Wolfe se han decantado por el crowdfunding, lo que ha demostrado ser todo un acierto. De momento ya han recaudado más de 288.000 dólares, dejando atrás muy rápido los 50.000 que se habían marcado como objetivo económico. 

AMD quiere crear una gráfica externa universal para portátiles

Si estás pensando en adquirir esta tarjeta gráfica externa para tu ordenador portátil, todavía tienes 21 días para hacerte con ella a través de la página de KickStarter. Eso sí, tendrás que rascarte el bolsillo, porque no se trata de un dispositivo muy económico. La opción más barata que todavía está disponible de la versión estándar tiene un precio de 449 dólares (402 euros al cambio actual), mientras que la versión Pro vale 599 dólares (537 euros). 

En caso de que la compañía cumpla con los plazos que ha planificado, la entrega de los pedidos se efectuará a partir del mes de marzo del próximo año.