Ya se están haciendo pruebas con un chip de 36 núcleos

En el Massachussets Institute of Technology ya experimentan con un chip de 36 núcleos

Las pruebas realizadas en el siempre puntero MIT (Massachussets Institute of Technology) con un chip de 36 núcleos podrían llevarnos a procesadores de un rendimiento muy superior a los actuales, que habitualmente manejan dos, cuatro u ocho núcleos. Pero el avance no es algo tan sencillo y obvio como añadir más núcleos, sino que las mejoras deben de ir, forzosamente, por otro camino: la comunicación entre núcleos.

Según Bhavya Daya, del Department of Electrical Engineering and Computer Science del citado MIT, se ha desarrollado el chip de forma que se reduzca el número de ciclos necesario para ejecutar las diferentes tareas mediante la optimización de la transferencia de datos entre los núcleos y la caché. Y esta optimización se basa en la implementación de lo que se ha bautizado como "shadow network"

El objetivo es optimizar la comunicación entre los núcleos del procesador

Habitualmente, cuando los chips reciben grandes conjuntos de datos, estos se parten y se distribuyen entre los distintos núcleos, los cuales los almacenan temporalmente en su caché. La posterior comunicación entre los núcleos para utilizar esos datos consume mucho ancho de banda, de modo que se trata de que la shadow network -algo así como una red que conectaría entre sí los núcleos- gestione mejor este flujo, anticipando y priorizando los paquetes de datos para reducir la carga del procesador.

Daya afirma haber logrado mejoras de rendimiento entre el 12,9 y el 24,1 por ciento en simulaciones de 36 y 64 núcleos. No obstante, se trata de un prototipo sin previsión alguna de ser comercializado por el momento y, como anuncia la experta, ahora es el momento de probar diferentes arquitecturas e intentar escalar la mencionada shadow network con cientos o miles de núcleos.

De probarse la eficacia de la implementación de esta shadow network podríamos estar en un nuevo camino para conseguir procesadores más potentes que los actualmente disponibles.