Skip to main content

Televisores 4K: Guía para elegir y comprar el mejor modelo

Mejores ofertas en TV 4K HDR

15/12/2017 - 10:51 | Actualizado 21/01/2019

¿Pensando en comprar un TV 4K UHD? Si quieres renovar tu televisor, presta atención a esta guía para elegir y comprar el mejor modelo.

La enorme cantidad de televisores disponibles en el mercado hace que elegir y comprar un TV 4K UHD no sea tarea fácil. Junto con la nueva tecnología de televisores han surgido nuevos términos que complican la comprensión de las características del televisor, por ejemplo el HDR, el gamut extendido o los paneles de 10-bit o 12-bit, que nos ponen las cosas más difíciles para a la hora de escoger una tele.

Si ahora mismo estás inmerso en la tarea de elegir un televisor 4K y no sabes por dónde empezar, que no cunda el pánico. En esta guía vamos a explicar qué tienes que tener en cuenta para acertar, como el tamaño de la pantalla, la distancia de visionado o la tecnología del panel que da vida a la imagen.

Sigue las recomendaciones que te ofrecemos a continuación para asegurarte de que aciertas en tu elección y que no desperdicias el dinero en tecnología que no vas a usar.

Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

Nuestra guía para comprar un televisor 4K

El tamaño de la pantalla

Tendemos a pensar que una pantalla con mayor resolución o más grande, se verá mejor. Y no es así. Uno de los aspectos que más influye en la calidad de imagen es la distancia de visionado. Si ves desde muy cerca una tele de 3.000€ encontrarás fallos en la imagen, y al contrario, una tele barata disimula sus fallos si te alejas (pero lo ves todo pequeño, claro...).

Las mejores ofertas para comprar un televisor 4K están en Amazon

Uno de los aspectos que más influye en el disfrute de una serie o película es la inmersión, es decir, la capacidad del televisor de cubrir todo nuestro ángulo de visión, para sentir que estamos dentro de esa película o serie. Y eso nos lo da la distancia de visionado. Hay que elegir el tamaño de la pantalla según la distancia a la que nos vamos a sentar. Una de las fórmulas más utilizadas es ésta:

distancia de visionado (metros) x 39,37 x 0.6667 = Tamaño mínimo de pantalla

Primero, medimos la distancia entre el sofá en donde nos sentamos y el lugar en donde irá la nueva tele, y la multiplicamos por 39.37 para convertir a pulgadas. Por ejemplo, si la distancia del sillón a la tele es de 2 metros, al multiplicar por 39.37 nos da 78,74.

Para calcular el tamaño de pantalla, multiplicamos por 0.6667, es decir, 78,74 x 0.6667 = 53 pulgadas. El tamaño mínimo de pantalla de una tele 4K UHD que cubra todo el ángulo de visión para una distancia de visionado de 2 metros, es 53 pulgadas.

Hay que tener en cuenta que con una tele 4K UHD, que tiene 4 veces más píxeles que una tele 1080p, nos podemos acercar más a la tele porque al tener tanta resolución no se notan tanto los defectos (si vemos video 4K). Por tanto para aumentar la inmersión es recomendable comprar una tele un poco más grande que ese valor mínimo, si nuestro presupuesto lo permite. En el ejemplo, como el tamaño obtenido es 53 pulgadas, podemos optar por un televisor 4K UHD de 55 o 60 pulgadas. Si no quieres cubrir todo el ángulo de visión puedes optar por una más pequeña, de 42 o 45 pulgadas.

El tamaño ideal de pantalla es muy subjetivo, así que existen diferentes fórmulas. Por ejemplo AVForums recomienda otra fórmula para calcular la distancia óptima: tamaño en pulgadas dividido por 0.84. Asi, con un televisor de 42 pulgadas la distancia de visionado ideal sería 42 / 0.84 = 50 pulgadas = 1,27 metros. Sensiblemente más cerca que en la recomendación de los fabricantes. Esto se hace para obtener una experiencia más cercana al cine.

Si quieres descubrir otras fórmulas, consulta este enlace:

Cómo elegir el mejor tamaño de pantalla en móviles y teles

Otro aspecto que influye en el óptimo visionado es el ángulo de visión, que debe estar entre los 7 y los 15 grados con respecto al centro de la tele, para obtener una perspectiva óptima:

4K: Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

Tenlo en cuenta si la vas a colgar en la pared.

¿Qué contenidos vas a ver?

A la hora de comprar un televisor 4K UHD, uno de los aspectos que tienes que tener en cuenta es el tipo de contenidos que vas a ver. La mayoría de los canales de la televisión no emiten contenido en 4K. Muchos ni siquiera llegan a 1080p, o lo hacen con un bitrate tan bajo que se difumina mucho. Todas estas limitaciones se multiplican por cuatro cuando tienen que reescalarse a resolución 4K.

Actualmente solo algunas plataformas, entre ellas Netflix o Vodafone, tienen contenido estable en 4K. También las películas Blu-ray 4K Ultra HD, y algún contenido gratuito de Internet como YouTube. En videojuegos puedes jugar a 4K con una consola PS4 Pro o Xbox One X, y un PC con una tarjeta gráfica potente, GTX 1060 en adelante.

Si revisas lo que vas ver y descubres que el 60 o el 70% del tiempo de visionado no será en 4K, entonces no compres una pantalla demasiado grande, o aléjate de la pantalla, porque el reescalado sacará a relucir todos los fallos de la baja resolución.

La tecnología del panel

Decidido el tamaño del televisor 4K UHD, otro condicionante para saber cómo elegir el mejor televisor 4K UHD es la tecnología del panel, clave para fijar la calidad de imagen. Actualmente hay dos tecnologías principales, LED y OLED, con algunas variantes.                                                                                                                                                  

  • LED: se trata de unos diodos que iluminan la pantalla por detrás. Cada diodo ilumina unos cuantos píxeles y no se pueden apagar completamente, así que no se obtienen negros perfectos. También pierde brillo y pureza de color cuando se visiona desde los laterales. Es una tecnología más barata, ofrece algo más de brillo que el resto, y produce paneles más grandes. Dentro de los paneles LED hay que examinar la forma en que se ilumina el panel, pues influye en la calidad del HDR. Hay televisiones que reciben la luz desde la parte trasera y en toda su superficie (Full-array Backlight). Otras se iluminan desde los bordes (Edge-lit Backlight), así que no no son tan precisas a la hora de iluminar las zonas independientes que exige el HDR.
  • Quantum Dot: Es una mejora de la tecnología LED con diodos azules y una partículas llamadas quantum dot, que cambian la longitud de onda de la luz azul para obtener verde y negro. Consigue colores más puros, mejores negros y más brillo pero sigo usando paneles LCD con las mismas limitaciones que los LED, como los menores ángulos de visión.
  • OLED: los paneles OLED usan una tecnología completamente distinta. No tiene retroiluminación, pues se trata de una única capa que contiene diodos orgánicos que generan luz. Cada pixel genera su propia luz y cuando se apaga consigue el negro perfecto. Son pantallas más finas, con colores más puros, negros perfectos y un gran contraste. y el ángulo de visión es mucho más grande que los LED. No se difuminan cuando hay mucho movimiento en pantalla. A cambio tienen algo menos de brillo, y son mucho más caras.
  • QLED: La tecnología de Samsung para competir con OLED se llama QLED. LG la llama Nano Cell. Es una técnica LED avanzada que permite iluminar los píxeles de forma individual, alcanzando así una de las ventajas de OLED. Consigue mucho más brillo y por tanto produce un HDR incluso mejor que OLED, y también mejora los ángulos de visión. Pero en otros aspectos, como el negro puro, sigue por debajo de OLED.

Términos publicitarios como TruMotion, MotionFlow, Crystal Color, ratio de contraste, etc., propios de cada marca, son solo marketing y no hay que tomarlos demasiado en cuenta. Existen webs como Display Specifications en donde muestran las especificaciones reales de los televisores.

Para ver estas diferencias de forma práctica no te pierdas este vídeo en el que el experto en tecnología de LG, Luis Navarrete, nos muestra las diferencias entre los paneles LED, OLED y Quantum Dot:

El tipo de panel

Dentro de los paneles LED existen diferentes tipos de fabricación, que influyen en la calidad de imagen y el precio.

Los paneles VA tienen mejor contraste y son una buena opción si ves las películas a oscuras y de frente, pero pero pierden calidad de imagen desde los laterales, así que no son recomendables en familias numerosas. Son los más baratos.

Los paneles IPS ofrecen una mejor calidad de imagen en salas iluminadas y se ven mejor desde un lateral. Es una buena opción para ver la tele en familia en un salón iluminado. Pero los negros se ven un poco lavados con respecto a los paneles VA y, por supuesto, al OLED.

4K: Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

Consigue el Sony KD-49XE8096 al mejor precio en: Media Markt | El Corte Inglés | Pc Componentes

¿Pantalla curva?

Si bien los fabricantes intentaron convencer a los consumidores hace cosa de tres años de que las pantallas curvas son mejores, lo cierto es que la idea no ha cuajado demasiado. No obstante, aunque han desaparecido de las portadas de los catálogos, se siguen fabricando, así que no hay problema en que compres una si te gustan. Para disfrutarlas hay que verlas de frente, pues desde los lados pierden efecto, y no todo el mundo se acostumbra a ellas. Con muchos contenidos no podrás evitar verlos estirados.

4K: Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

El tipo de HDR

Aunque se venden televisores 4K sin HDR, es muy recomendable comprar uno que utilice esta tecnología. Para muchos expertos el HDR mejora más la calidad del imagen que la propia resolución 4K, porque una mayor definición no tiene el mismo impacto que unos colores y una iluminación más realista.

A estas alturas, seguro que ya sabes lo que es el HDR Alto Rango Dinámico. Quizá lo conozcas del mundo de la fotografía, pero no tiene nada que ver. Es una tecnología que evoluciona el tratamiento de la luz y el color en el vídeo, intentando emular cómo percibe el ojo humano estos colores. El HDR aporta a la imagen colores más realistas, y un mejor contraste entre las zonas iluminadas y las oscuras.

4K: Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

Existen diferentes tipos de HDR, y no son compatibles entre sí:

  • HDR10: Es el más utilizado, porque es un estándar gratuito. Establece unos niveles de HDR que son fijos para toda la película o vídeo que se visiona. Es el estándar de Netflix, Amazon Prime Vídeo, las películas Blu-ray 4K Ultra HD, o los videojuegos de PS4 Pro, Xbox One X y PC.
  • Dolby Vision: Es un formato licenciado que se usa mucho en cines. También se incluye en muchas películas Blu-ray 4K Ultra HD. Permite usar diferentes valores de HDR para distintas escenas, dentro de una pelicula. Ofrece más calidad que HDR10 pero hay que pagar para usarlo, por eso está menos extendido.
  • HDR10+: Una extensión del HDR10 creada por Samsung, Panasonic y FOX. Sigue siendo gratuita pero permite usar diferentes valores de HDR dentro de una película, como hace Dolby Vision. De momento solo está disponible en contenido de las marcas citadas.
  • HLG: Son las siglas de Hybrid Log-Gamma, y se trata de un estándar de alto rango dinámico desarrollado conjuntamente por la BBC y NHK.

Cada marca decide qué formatos soporta. Lo normal es que solo usen HDR10, el más compatible. Algunas, además de HDR 10, también soportan Dolby Vision y HLG.

Puedes ver un vídeo con Dolby Vision en una tele HDR10, o al revés, o un vídeo con HDR en una tele sin HDR, pero no se activarán las mejoras HDR.

Los televisores 4K HDR no son caros: a partir de 450€ en Amazon

La tecnología de color

La resolución 4K tiene asociada unos estándares adicionales que sirven para mejorar el color en las imágenes, lo que influye directamente en la calidad del HDR. Es importante conocerlos para saber cómo elegir un televisor 4K Ultra HD.

Los televisores 4K fabricados a partir de 2016 ofrecen un mayor gamut de color (Wide Color Gamut o WCG), que sigue la norma Rec.2020. Esto significa que ofrecen más colores y una mayor gradación cromática entre cada color, tal como vamos a ver a continuación.

Verás que algunos televisores también llevan el sello Ultra HD Premium. Significa que cumplen unos estándares óptimos de calidad fijados en un gamut de color 90% DCI P3, un brillo máximo de 1000 nits, y un nivel de negros de 0.05 nits. Para las televisiones con tecnología OLED, el rango varía entre 500 y 0.0005 nits. Cualquier tele que ronde estos valores ofrecerá un excelente nivel lumínico con HDR. Valores inferiores también sirven, pero la calidad de imagen baja.

8-bit vs 10-bit vs 12-bit

Existen muchas teles 4K baratas que aseguran ser HDR, pero hay diferencias. Los televisores 4K HDR tienen paneles de 8-bit, 10-bit y 12-bit.

Un panel de 8-bit sólo puede mostrar 16.8 millones de colores con sólo 257 variaciones de cada uno de los colores primarios. Sin embargo, un panel 10-bit muestra más de mil millones de colores diferentes con 1024 valores diferentes para cada uno de los colores RGB. En palabras sencillas, un panel 10-bit presenta una gradación mucho más suave entre las variaciones de un mismo color, lo que produce una imagen mucho más natural, y el HDR ofrece más realismo. Se eliminan las famosas aureolas de color:

4K: Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

Incluso existen paneles capaces de ofrecer color de 12-bit, soportado por el formato Dolby Vision.

Las películas Blu-ray 4K Ultra HD son compatibles con el color 10-bit, al igual que el contenido 4K de Netflix, los juegos 4K de las consolas PS4 Pro y Xbox One X, y todos los estándares HDR. Los paneles 10 o 12-bit son más caros, pero como hemos visto ofrecen una mayor calidad de imagen.

Hay que tener cuidado porque muchas marcas, especialmente las más baratas, hacen trampas con este tema. Por ejemplo existen paneles de 8-bit capaces de leer HDR pero no muestran las mejoras HDR. Otros teles aseguran ser compatibles con el color 10-bit pero en realidad son 8-bit con un técnica llamada FCR para simular mayor variación de un color. Es una simulación, y no ofrece la misma calidad que los paneles 10-bit nativos. Investiga bien el modelo de televisor antes de comprarlo.

Las mejores TV 4K baratas de 2019 de gran formato

La tasa de refresco

Otro valor a tener en cuenta es la tasa de refresco. Indica las veces que cambia la imagen por segundo. Por ejemplo una tasa de 60 Hz significa que se generan 60 imágenes por segundo. En videojuegos se llama 60 fps.

Es importante para no cansar la vista y para que las panorámicas y los travelling sean fluidos. La velocidad de refresco no debe ser inferior a los 100 o 120 Hz.

Las películas se suelen codificar a 24 fps, y los canales televisivos a 50 fps. Los videojuegos van a 30 o 60 fps. Si la tasa de refresco de la tele es 120 Hz (120 fps) el procesador de la tele debe interpolar imágenes vacías para obtener esos 120 fps a partir de los 24 fps de la película o los 60 fps de un videojuego. Según la calidad del procesador de imagen del televisor la interpolación puede pasar desapercibida, o bien provocar difuminado de imagen. Por eso la calidad del procesador de imágenes de la tele es una de las claves de la calidad de imagen que vemos. Es la diferencia entre una tele 4K HDR de 600€ y otra de 3000€.

Ojo porque algunas teles 4K baratas solo ofrecen 4K a 30 Hz. Es suficiente para las películas, que funcionan a 24 fps, pero no para los videojuegos, que requieren 60 Hz.

El tiempo de respuesta

Si vas a usar el televisor 4K con HDR para conectar una consola o un PC, es muy importante comprobar el tiempo de respuesta, también llamado input lag, es decir, la latencia o retardo que tiene lugar desde que realizas un movimiento o pulsas un botón en el gamepad, hasta que lo ves en pantalla. El HDR añaden un pequeño retardo a la imagen. Debes comprobar en las características de la tele que el modo para juegos con HDR activado no tiene un input lag superior a 45 ms. Con un valor más alto podrías notar un pequeño retraso entre lo que haces con el gamepad y lo que ves en pantalla. En este enlace puedes ver los tiempos de respuesta (inputlag) de los principales televisores. Tienes más en rtings.com.

Olvídate de los altavoces

Si hay algo en lo que los televisores empeoran, en lugar de mejorar, es en los altavoces integrados. Tiene su lógica. Las teles son cada vez más finas, sin marco, así que no hay espacio para incluir altavoces de calidad.

Nuestro consejo es que te olvides de ellos y compres una barra de sonido o un sistema 5.1 o 7.1 para disfrutar al máximo de este apartado. Hay barras de sonido con buena calidad por menos de 100€.

4K: Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

Las barras de sonido mejor valoradas en Amazon

Las conexiones

A la hora de saber cómo comprar una tele 4K UHD con HDR, hay que distinguir entre los diferentes tipos de conexión.

Si vas a reproducir vídeo 4K a 60 fps (una grabación de móvil o un videojuego) necesitas que el conector de la tele y el cable sean HDMI 2.0. Si es inferior sólo soportará vídeo a 30 fps. Si además vas a ver películas Blu-ray 4K Ultra HD o vídeo protegido por HDCP 2.2, o contenido con HDR, tanto el cable como los conectores deben ser compatibles con el nuevo estándar HDMI 2.0b. La mayoría de los dispositivos con HDMI 2.0 se pueden convertir a HDMI 2.0b con una actualización del firmware.

HDMI 2.0 aumenta el ancho de banda soportado por un cable HDMI hasta los 18 GB/sg:

Consejos para comprar un televisor en 2016

Por suerte, la mayoría de los cables HDMI son compatibles con HDMI 2.0. Si tu cable lleva un logo de alta velocidad o Categoría 2, no tendrás que comprar uno nuevo. Algunos cables HDMI 2.0a o superior incluyen un hilo de datos Ethernet de hasta 100 Mbps que puede transmitir Internet, y algunas teles lo aceptan, lo que significa que puedes llevar el vídeo e Internet a la tele con un único cable HDMI.

Todos estos estándares también están soportados por los conectores DisplayPort, que se usan en monitores de ordenador. Algunas teles tienen un conector MHL, que permite conectar un móvil para mostrar contenido del smartphone en la pantalla grande.

Ten cuenta que algunas teles solo llevan la protección antipiratería HDCP en el primer HDMI, en los otros no. Eso significa que solo podrás ver películas y otro contenido protegido a través de ese HDMI. Comprueba este dato antes de comprar una tele, si vas a conectar varias fuentes de vídeo.

Si quieres saber más sobre las conexiones de las teles y los monitores, echa un vistazo a este enlace: 

Diferencias entre HDMI, DVI, DisplayPort, Thunderbolt, MHL y VGA

Comprueba también que existe al menos un conector USB para leer ficheros informáticos (desde documentos a vídeos) a través de un pendrive o disco duro externo. Conviene que haya un USB cerca de un HDMI, pues algunos aparatos, como Chromecast o la consola SNES Classic Mini exigen un USB para alimentarse.

Hoy en día es imprescindible que la tele tenga una conexión WiFi o LAN para acceder a contenido en streaming en Internet, así como al uso de apps o un navegador. Bluetooth tambien es cada vez más común, permitiendo conectar auriculares o gamepads de forma inalámbrica. Si vas a conectarte mucho a Internet desde la tele conviene que el conector WiFi sea de doble banda, para enviar y recibir datos al mismo tiempo y reducir los solapamientos con el móvil o la consola.

Streaming y Smart TV

Cada vez es más común que los televisores integren alguna tecnología de streaming, como MiracastDLNA o Google Cast (Chromecast). Así puedes enviar contenido de tu móvil, tablet o PC a la tele, sin cables.

Si no lo integra puedes usar un dispositivo externo como Chromecast Ultra o Fire TV.

Hoy en día todas las teles tienen algún software Smart TV. El más común es Android TV, usado en las teles de Sony y otras, que además de ofrecer canales como Netflix o HBO es compatible con cientos de apps de Google Play, y ofrece una buena búsqueda por voz.

Samsung emplea su software propio Smart Hub basado en Tizen. En los modelos de 2017 ha estrenado una app para el móvil que se integra con las apps del televisor, para controlarlo en modo táctil de forma más cómoda. También puedes seguir viendo en el smartphone lo que estabas viendo en la tele.

Los televisores LG suelen usar WebOS, que destaca por la cómoda navegación con el mando a distancia. Panasonic usa FirefoxOS.

4K: Cómo elegir el mejor televisor 4K UHD

Muchas teles disponen de 8 o 16 GB de almacenamiento para guardar música o apps, si no quieres depender de un disco duro externo o pendrive.

No hay que obsesionarse con este tema. En la práctica no merece la pena usar la tele para ver páginas webs, ejecutar apps o acceder a redes sociales, porque la navegación suele ser lenta. Si quieres hacer eso, mejor compra un Chromecast o un dispositivo Android TV. Céntrate en comprobar que la tele que te interesa tiene las plataformas que vas a usar (Netflix, HBO, Amazon Prime Video, YouTube). Y si no es así, como decimos con un Chromecast o equivalente, todo arreglado.

¿Primeras marcas o marcas "blancas"?

Una de las dudas que te puede asaltar a la hora de comprar un televisor 4K UHD es si eliges una marca conocida o si, por el contrario, te decantas por un fabricante desconocido más barato. Al final es el presupuesto el que decide, pero con las teles 4K hay que tener en cuenta los condicionantes que hemos mencionado.

Aún se emite poco contenido en 4K, así que si vas a pasar mucho tiempo viendo los canales de la TDT o el cable, necesitas que la tele haga un buen reescalado. Para ello se requiere un procesador de imagen potente y de calidad, y seamos sinceros, aquí las primeras marcas están un paso por delante. Si vas a ver mucho contenido que no es 4K o quieres un panel muy grande, la calidad del procesador de imagen es clave para que el reescalado no difumine mucho la imagen, o se pixele demasiado.

Esperamos que estos consejos para saber cómo elegir un televisor 4K UHD te hayan ayudado. Si tienes las ideas claras te ahorrarás mucho dinero y sabrás exactamente lo que necesitas. ¡Felices compras!

Ver ahora: