La BBC también paraliza sus emisiones televisivas en 3D

La BBC paraliza sus emisiones televisivas en 3D

Hace unos días, nos hacíamos eco del fin de las retransmisiones 3D llevadas a cabo por el canal televisivo americano de deportes, ESPN. El canal argumentó que existía poca demanda, pues el número de televisiones 3D instaladas aún es pequeño. Este inesperado revés a la televisión en 3D sembró las dudas entre los organizadores del Mundíal de Fútbol de Brasil 2014, que aún no saben si será retransmitido en 3D. Ahora es la BBC la que anuncia que congela sus emisiones en 3D, para dar tiempo a que los televisores 3D se asienten en el mercado. En los últimos dos años ha retransmitido los Juegos Olímpicos, el torneo de tenis de Wimbledon, documentales de dinosaurios y algunos programas especiales.

Estas cancelaciones resultan sorprendentes, teniendo en cuenta el gran éxito del cine en 3D. Todas las marcas de televisores comercializan modelos en 3D, y su precio no es mucho más caro que una tele estándar. Pero las cifras que proporciona la BBC son contundentes: sólo la mitad de los más del millón y medio de espectadores con un televisor en 3D en Reino Unido vieron en 3D la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos. Con algunos programas especiales navideños, incluido el discurso de la Reina de Inglaterra, sólo el 5% de los potenciales usuarios lo vieron en 3D. Por tanto, no es un problema relacionado con el parque de televisores 3D, sino que los espectadores que los tienen, no los utilizan para ver la tele.

Kim Shillinglaw, responsable del contenido 3D de la BBC, ofrece una reflexión interesante: "cuando la gente va al cine hace una sola cosa. En casa la concentración es muy diferente". En efecto, en el cine sólo puedes ver la película, y no cuesta tanto ponerse las gafas para ver una película en 3D. En casa mientras ves un programa estás comiendo, hablas con otras personas, te levantas, cambias de canal, y eso implica tener que estar continuamente poniéndote y quitándote las gafas. Si a eso unimos que las emisiones televisivas en 3D no tienen el mismo interés ni la espectacularidad de un filme de acción de Hollywood, las cifras de la BBC encajan.

Por tanto, al menos de momento, parece que los televisores 3D se van a utilizar únicamente para juego 3D en las consolas o el PC, y películas en Blu-ray 3D, en donde se consigue un nivel de concentración similar al del cine 3D: es un contenido más atrayente y espectacular, y los espectadores no se distraen ni cambian de actividad tan a menudo como cuando ven los canales televisivos.

El capítulo especial del 50 Aniversario de la mítica serie Doctor Who, que se emitirá en noviembre, será el último evento que la BBC retrasmitirá en 3D. ¡Esperemos que sólo sea un hasta pronto!