Skip to main content

Cine a la carta: la alternativa de los videoclubs online

Cine a la carta: la alternativa de los videoclubs online

31/12/2015 - 19:07

Los videoclubs online son una interesante alternativa para disfrutar del cine en la TV, o en cualquier otro dispositivo. Descubre todo sobre los servicios que se presentan como una posible solución a la piratería que tanto afecta al sépimo arte. Llega la era del cine a la carta.

La industria cinematográfica lleva años achacando el declive de sus beneficios a la piratería online y la distribución no autorizada de copias digitales. Sin embargo, la hoja que empuña el enemigo podría portar la clave de la recuperación del sector. 

Al mismo tiempo que los videoclubs tradicionales luchan por sobrevivir mes a mes, y las cadenas de televisión se esfuerzan por mantener la rentabilidad a flote, una nueva veta audiovisual emerge en la red.

El caso prototípico es el éxito de Netflix en Estados Unidos. Este videoclub online ofrece, por una reducida mensualidad, miles de películas y series en HD a través de Internet.

De hecho, los beneficios obtenidos por la firma le han permitido, incluso, producir sus propias series... lo que dará más de un dolor de cabeza a las productoras tradicionales de Estados Unidos y el resto del mundo.

Cómo descargar miles de películas gratis libres de derechos

House of Cards es una de las producciones que más está dando que hablar últimamente. Además de la calidad indiscutible del título, Netflix ha decidido también emitir (o, mejor dicho, lanzar) cada temporada de golpe, sin hacer que el espectador tenga que esperar un nuevo capítulo semana tras semana.

House of cards

¿Por qué “lanzar” en vez de “emitir”? Con la televisión online se pierde el concepto de horario de emisión. Todo el contenido que puedes ver a través del proveedor está disponible en cualquier momento para que lo consumas al ritmo que quieras.

No hay que aguardar reposiciones ni hacer malabares con los horarios para ver tu serie favorita. Si un día quieres ver tres capítulos seguidos, ¡adelante! Tú mismo marcas las pautas de emisión.

Es lo que se conoce como Video On Demand (VOD), término anglosajón adoptado en castellano como “televisión o cine a la carta”.

Con este nuevo paradigma, el espectador se olvida de los canales; sólo hay que abrir la aplicación pertinente y pulsar en ese botón mágico llamado “Reproducir”. ¡Ni siquiera hay que moverse del sofá!

Dudas comunes

El streaming online tiene colgado el estigma social de las páginas de enlaces,con todo lo que conlleva: publicidad engorrosa, una calidad pésima debido al origen de los screenings y los cortes frecuentes en la reproducción.

Échale la culpa a Megavideo si quieres, pero las alternativas presentes en el mercado no tienen nada que ver con todo eso.

Webs para ver series y películas online

Para empezar son totalmente legales. Nada de recovecos en la legislación actual, ni exención de responsabilidades al intermediario. Todo lo que veas en estas plataformas estará cubierto por la ley vigente. No en vano, todo el contenido incluido debe contar con la aprobación de la distribuidora.

En cuanto a la calidad, olvida todo lo que hayas visto hasta ahora. Esto es streaming en HD real, procedente directamente del estudio. En el peor de los casos, se tratará de 480p, pero la mayoría ofrecerán la posibilidad de reproducirlo en 720p o incluso Full HD (1080p).

cine

Eso sí, para acceder a esta opción deberás contar con un equipo suficientemente potente y una conexión a Internet decente.

La potencia de reproducción hoy día ya no es un problema. Es muy posible que incluso el smartphone que llevas en el bolsillo sea capaz de mover vídeos en 720p o incluso 1080p. Tampoco deberías tener problemas con sobremesas o portátiles de unos tres años de antigüedad.

Por otro lado, si ya tienes una videoconsola en el salón como XBox 360 o PlayStation 3 (o cualquiera de sus sucesoras), ya tienes el hardware necesario. Lo mismo se aplica a las SmartTV con funciones de red: es probable que sean compatibles con la app oficial de alguno de los proveedores.

Oferta disponible y precio

El catálogo de los diferentes videoclubs online varía ostensiblemente de uno a otro, pero se pueden esbozar unas claves generales. Salvo lanzamientos excepcionales, los acuerdos con las distribuidoras no incluyen los últimos estrenos de cine. Es decir, de momento estos servicios no son sustitutos de la cartelera vigente en las salas. 

Por otro lado, sí que habrá casos en los que podrás disfrutar de un título que aún no ha sido estrenado en DVD o Blu-Ray.

estrenos videoclub online

En cuanto a las series de TV, la situación en España deja mucho que desear hoy por hoy. Solamente algunos proveedores incluyen este tipo de contenidos en su oferta, aunque afortunadamente parece ir a mejor.

Las 11 mejores películas de terror o de miedo de la historia

Modos de pago

Otra de las comodidades es la posibilidad de elegir cómo vas a consumir la película. ¿Sólo tienes pensado verla una vez? Quizá te convenga un alquiler de 48h, cuyos precios suelen rondar los 2-3 €.

Si lo prefieres en HD, súmale uno o dos euros más.

Junto al alquiler se presenta la opción compra, que te permite visualizar el contenido todas las veces que quieras. El precio de esta modalidad es lógicamente superior, pudiendo ir desde los 9-12 en obras más antiguas, hasta los 14-20 de estrenos recientes en HD.

En este último caso, hay que plantearse qué merece más la pena: comprar la licencia digital o decantarse por la compra física del DVD o Blu-Ray correspondiente. En algunos casos, el disco puede resultar incluso más barato y además incluiría los extras. 

amazon

Por contra, su recepción no sería inmediata... ¿Qué hacer ante este dilema? Quizá el alquiler más compra física sea la opción más adecuada .

Algunos proveedores también incluyen la posibilidad de suscripción mensual. Los precios de las cuotas suelen ir de los 10 a los 20 , e incluyen una proporción variable del catálogo.

Wuaki Selection recoge una fracción dinámica de sus títulos, y va añadiendo nuevos miembros constantemente.

Por su parte, Yomvi ofrece más de 1.000 obras a los suscriptores de la mayoría de planes de Canal+. Ten en cuenta estas diferencias al  tomar una decisión ya que, hoy por hoy, no hay ningún plan de acceso ilimitado en España.

Es posible encontrar contenido de demostración en todos ellos, bien buscando con la palabra clave “gratis” o entrando directamente en la sección de trailers.

De nada servirá encontrar el catálogo perfecto al mejor precio si después no va a ser compatible con tu hardware actual.

Vídeo sobre la marcha

El cine a la carta no es sólo compatible con el sofá de casa. También se lleva bien con tu smartphone pero, eso sí, hay que tener en cuenta un par de cosas.

La más importante es tu tarifa de datos. Lógicamente, el streaming en vídeo consume bastante ancho de banda y hace falta tener una buena conexión con la estabilidad de señal suficiente para disfrutar de un visionado sin interrupciones.

Por suerte, la mayoría de servicios ofrecen un modo sin conexión, por lo que es posible sincronizar el contenido mediante la red inalámbrica en casa o en el trabajo, y después disfrutar de la película o el episodio estés donde estés.

yomvi

Eso sí, la política de visualización suele ser la misma en todos los casos compatibles: tendrás 30 días para iniciar la reproducción y 48 horas para completarla. Si excedes la limitación, tendrás que volver a alquilarla. No queda otra.

Transferir archivos

Puede que te estés preguntando qué derechos tienes sobre las compras completas.

Está claro que el alquiler tiene una limitación de tiempo intrínseca, pero, ¿y las compras?

En la mayoría de proveedores la compra no es un adquisición propiamente dicha. Es una licencia de uso sin limitación de tiempo.

smart tv

De hecho, para disfrutar de tus compras necesitarás seguir siendo cliente de la plataforma; es decir conservar la cuenta. En consecuencia, no podrás transferir los archivos a otros dispositivos libremente.

Estará gestionado por la aplicación del servicio, usando para ello protecciones DRM (Digital Rights Management o Gestión de derechos digitales).

Ver ahora: