Los cines IMAX de Madrid y Barcelona cerrarán tras el verano

Los cines IMAX de Madrid y Barcelona cerrarán tras el verano

Que los cines IMAX de Madrid y Barcelona cierren tras el verano es, sin duda, una de las peores noticias para el sector en lo que llevamos de año.

Según podemos leer en El País Teatromax, la compañía responsable de la explotación de las salas IMAX, ha presentado concurso voluntario de acreedores con una deuda superior a los 5,5 millones de euros. 

Esta situación es consecuencia del alarmante descenso de espectadores que han sufrido estas salas, especializadas en la proyección de contenidos en formato IMAX y 3D.

                

imax madrid

Tras años de pérdidas, la sociedad se ha visto obligada a acabar con el sueño de IMAX y cerrar sus salas en Madrid y Barcelona, 22 años después de su llegada a nuestro país durante la Exposición Universal de Sevilla, en 1992.

De esta manera, sólo quedarían en pie los cines de Leganés (Madrid) y Palma de Mallorca, aunque con pantallas más pequeñas, y la sala IMAX de Valencia presente en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

“La tecnología IMAX no se ha renovado y todo este tiempo no ha sacado proyectores láser, como esperábamos”, explica el máximo responsable de la compañía. Como consecuencia, la compañía debía seguir asumiendo el coste de entre 20.000 y 40.000 euros de cada bobina de película IMAX, una cifra muy superior a la que asumen las salas de cine más convencionales.