Inventan una "cámara" que captura... olores

La cámara Madeleine captura olores

Al igual que una cámara de fotos o de vídeo crea una réplica de la realidad almacenando la información lumínica de lo que captura, la artista Amy Radcliffe ha creado la cámara Madeleine para capturar la información química presente en los olores, y así poder disfrutarlos con posterioridad.

La captura de olores extrayendo sus componentes químicos no es algo nuevo, pues se utiliza en perfumería para "atrapar" aromas naturales que después se usan en los perfumes. Lo realmente novedoso es poder realizar esta tarea en un "cámara" personal, a un precio asequible.

La artista Amy Radcliffe muestra en FastCompany un artilugio que llama cámara Madeleine porque funciona igual que una cámara fotográfica antigua. Pero en lugar de capturar fotografías captura olores, que después envías a "revelar" para recibir en tu casa una copia química del olor capturado, y así disfrutarlo en otro momento.

Madeleine, la cámara de olores

La cámara Madeleine utiliza una una técnica inventada en los años 80 del pasado siglo, llamada Headspace, usada en perfumería. Dispone de una trampa de olores, que no es más que un vial que contiene una resina absorbente. Colocas el objeto que emite el olor dentro de Madeleine y un chorro de aire envía el aroma a la trampa de olores. Este víal se envía a un laboratorio el cual, mediante espectrometría gaseosa, extrae los componentes químicos del olor y los copia en una solución líquida almacenada en otro vial poéticamente llamado Memoria Embotellada. Recibes por correo este vial para que puedas volver a recrear el aroma cuando lo desees.

 

El prototipo es viable, pero hay que considerar muchos aspectos, como el coste del análisis químico en el laboratorio, y si realmente sería rentable su comercialización. Su creadora se lo toma como un proyecto artístico con la capacidad para cambiar la forma en que atesoramos nuestros recuerdos. Con la fotografía y el vídeo, utilizamos los sentidos de la vista y el oído. Quien sabe si, en el futuro, también rememoraremos la nostalgia de tiempos pasados con ayuda de nuestro sentido del olfato...