Nuevas Fujifilm X100S y X20: la renovación de la Serie X

Fujifilm Serie X

La Serie X de Fujifilm se compone de cámaras de diversas gamas, tanto CSC (Cámaras de Sistema Compacto) como compactas avanzadas de calidad semiprofesional. El fabricante acaba de actualizar esta última línea con dos nuevos modelos. Uno más "básico"Fujifilm X20 y otro más profesionalFujifilm X100S, que sustituirán en breve a los modelos anteriores, X10 y X100. Aunque su aspecto es casi idéntico, las nuevas unidades son una renovación bastante profunda de sus predecesoras. Ambas incluyen un sensor X-Trans CMOS II, con un sistema de enfoque por detección de fase, mucho más rápido, y un procesador EXR Processor II, que aporta mayor rapidez y ciertas capacidades superiores al anterior. También se ha incorporado la grabación de vídeo en Full HD a los nuevos modelos, lo que redondea sus prestaciones y las hace más competitivas en su segmento. Además, el fabricante asegura que, tras escuchar a profesionales y usuarios de equipos de fotografía, ha implementado decenas de mejoras en multitud de funciones presentes en los menús de estas cámaras.

Fujifilm X100S: Compacta con aire profesional

La sucesora de la X100 mantiene muchas de sus características principales, como su carcasa con estilo retro y su visor híbrido, que combina la visión directa con un LCD que ofrece información completa sobre la toma, el punto de enfoque seleccionado y la iluminación aproximada de la fotografía final. La parte electrónica se activa automáticamente al acercar la cara a la cámara y se desactiva al alejarla, lo que ahorra batería y resulta muy cómodo para el usuario. Además, se puede conmutar fácilmente entre los dos modos de visión desde una palanca en la parte frontal de la cámara. Otro avance de la X100S es que cuenta con varios sistemas de apoyo que ayudan a la hora de enfocar. Uno es el peak, que resalta los bordes de las zonas enfocadas. Otro, la ayuda al enfoque mediante una imagen dividida en varios fragmentos horizontales, que se desplazan al enfocar, encajando todas las "piezas" cuando esa zona está a foco.

Fujifilm X100S

La Fujifilm X100S tiene un objetivo fijo de 23 mm F2, con una distancia focal de 35 mm (compatible con sistemas de 35 mm), que está compuesto por ocho elementos de cristal en seis grupos, organizados alrededor de una lente con sus dos caras asféricas. Esta óptica cuenta con varios tratamientos destinados a minimizar las aberraciones geométricas y cromáticas y, según asegura el fabricante, alcanza grandes cotas de nitidez y fidelidad de color. Su sensor de 16,3 megapíxeles tiene un formato APS-C, similar al de las cámaras réflex, y está fabricado con la arquitectura X-Trans, que prescinde del filtro de paso bajo (OLPF). Este se emplea en los sensores convencionales para eliminar el efecto de moiré, en detrimento de la resolución final de las fotos. En su lugar, la Fujifilm X100S integra un filtro de color con un patrón aleatorio que, según el fabricante, elimina totalmente la necesidad del filtro de paso bajo. Así se obtiene la máxima resolución que puede ofrecer el sensor CMOS II, y se mejora notablemente el comportamiento en condiciones de poca luz. Además, cuenta con unos píxeles dedicados en exclusiva al cálculo del enfoque automático por detección de fase, lo que permite un enfoque mucho más rápido que su predecesora, alcanzando valores de 0,08 segundos, y reduciendo el tiempo entre fotos a 0,5 segundos.

Fujifilm X100S

Su potente sensor trabaja en combinación con el procesador EXR IIque cuenta con la tecnología LMO (Lens Modulation Optimizer). Este sistema permite eliminar automáticamente las aberraciones cromáticas que se producen en los extremos de las fotos, y que desenfocan la imagen por un desfase en el color. Gracias a esto, se obtienen imágenes muy nítidas, tanto en el centro como en los bordes, y esta compensación se realiza antes de convertir la imagen, en vez de aplicarse tras haberla tomado, como sucede con muchos filtros artísticos.

Fujifilm X100S

Esta cámara está pensada para un uso casi profesional, y cuenta con controles manuales completos, en forma de diales rotatorios, bien situados en la carcasa. Además, su completo menú aúna muchas funciones que se encuentran en las cámaras réflex con las presentes en las compactas avanzadas de primer nivel. El fabricante asegura que ha mejorado decenas de las herramientas más importantes de su predecesora, la X100, lo que la convierte en una de las compactas avanzadas más potentes.

Fujifilm X20: buena calidad, y más asequible

La hermana pequeña de la X100S sucede a la anterior X10, y lo hace con importantes cambios. Lo principal es que cuenta con un sensor X-Trans CMOS II, pero con un tamaño inferior, de 2/3 de pulgada, y una resolución de 12 megapíxeles. También con el procesador EXR processor II, lo que permite aprovechar al máximo las posibilidades del sensor. 

Fujifilm X20

Además, la Fujifilm X20 incorpora un visor híbrido, que combina el anterior visor óptico con una capa de lcd. Este aporta información acerca de los ajustes principales de la toma y del punto de enfoque seleccionado. Como en la X100S, su óptica no es intercambiable, pero sí cuenta con un zoom de 5 aumentos (28-112 mm) y es muy luminosa (f2 en angular y f2,8 en teleobjetivo). Está compuesta por 9 grupos con un total de 11 elementos, tres de ellos asféricos, lo que limita las aberraciones geométricas y proporciona, en teoría, una gran nitidez.

Fujifilm X20

El manejo de las funciones manuales de la Fujifilm X20 se realiza mediante dos ruedas en su parte posterior. Además, como en la X100S, y en las versiones anteriores de estas cámaras, se ha mantenido el botón "Q", que da acceso rápido a las funciones principales de la cámara. Esto, sumado a la tecla Fn, la de modo de exposición y la de enfoque, hace que sea muy sencillo controlar las herramientas principales de esta cámara. 

Fujifilm X20

Como otros modelos de la Serie X, esta cámara se enciende girando su objetivo. El sistema es más sencillo y robusto que el de la XF1, lo que hace confiar más en su resistencia. Su aspecto retro está muy conseguido y, en esta segunda veresión, se puede adquirir en negro o en combinación de negro y plateado. 

Objetivos y accesorios para la serie X

Estas dos cámaras están pensadas para durar, y el fabricante ha decidido dotarlas de un buen número de accesorios, que combinan a la perfección con su diseño retro. Para aportar aún más durabilidad hay fundas de piel de gran calidad, que mantienen el estilo. Además, se pueden adquirir diferentes flashes, filtros, anillos adaptadores, parasoles y lentes de conversión (sólo para X100 y X100S). 

Accesorios Fujifilm X100S

Para mejorar las capacidades de vídeo de estas dos potentes cámaras, Fujifilm dispone de un micrófono estéreo con paraviento, que permite grabar audio en mejores condiciones.

Accesorios Fujifilm X20

Ambos modelos estarán a la venta en España entre finales de marzo y principios de abril, y convivirán durante un tiempo con sus predecesores, por lo que la gama anterior no quedará descatalogada todavía. El precio de la Fujifilm X20 será de 549 euros y el de la Fujifilm X100S, de 1.199 euros.