Skip to main content

Nuevo Philips 65" OLED: 4K y Android TV, una mezcla perfecta

Nuevo televisor 4K Philips con Android TV.

01/09/2017 - 10:11

Los televisores 4K se hacen con el mercado de forma lenta pero constante. La mayoría de usuarios permanecen ajenos al desarrollo de las tecnologías asociadas a esta resolución, así que se sorprenderán cuando estrenen un nuevo televisor 4K 65" de última generación como el que acaba de desvelar Philips en IFA 2017 de Berlín.

Se trata de una TV 4K con panel OLED y Motor P5 Perfect Picture, además de Ambilight y HDR, características que lo convierten en uno de los mejores televisores que se pueden comprar ahora mismo. Y no sólo eso: cuenta con Android TV y soporte para aplicaciones de Google Play, una opción más que interesante en una Smart TV.

Se puede controlar con un teclado externo QWERTY y equipa un procesador Quad Core, dos prestaciones que lo convierten prácticamente en un ordenador con Android pegado a un televisor. Es ideal para aquellos que consuman contenidos de YouTube y otras webs audiovisuales parecidas.

La calidad de visualización de este televisor está más que garantizada por varios motivos. Para empezar, por el mencionado 4K, aunque a veces esto no es suficiente. Se añade a la resolución la calidad del color negro OLED, una tecnología que apaga los píxeles para reproducir más nítidamente este color. Además, la ausencia casi total de biseles proporciona una experiencia más inmersiva.

Estos son los televisores Ultra HD 4K más vendidos en Amazon España: cada vez más baratos

Si hablamos de números, Philips puede presumir de que su televisor alcanza hasta 3.800 puntos por pulgada, cifra que se traduce en una nitidez fuera de lo normal. Además, cuenta con la capacidad de reescalar contenidos que no están en 4K para adaptarlos a este formato y hacer que luzcan mejor en sus 65 pulgadas de tamaño.

Hoy por hoy, los contenidos en Ultra HD comienzan a alcanzar un número importante. Hasta ahora el mayor inconveniente para comprar un televisor 4K era la ausencia de los mismos, excusa que cada vez tiene menos recorrido. Compañías como Netflix ya se han subido a este carro, al igual que Sony y su Playstation 4 Pro. Es cuestión de tiempo que la decisión de hacerse con una de estas TV sea la mejor y más asequible a corto plazo.