Skip to main content

Olympus Pen-F, una cámara clásica con engranaje digital

Olympus lanza nueva PEN F

Inés Pérez

28/01/2016 - 00:41

Si te gusta leer blogs de fotografía, ésta no debería ser una sorpresa. Pero al menos ahora ya es oficial: Olympus está resucitando una de sus cámaras más emblemáticas, la PEN-F, como una cámara digital sin espejo.

A pesar de las limitaciones en tamaño del formato Micro Four Thirds, la PEN-F conserva mucha de la moderna tecnología óptica de cámaras más grandes, como las de la gama OM-D de última generación de Olympus.

Por ejemplo, un sistema de Estabilización de Imagen en 5 ejes potente, o un visor electrónico integrado con previsualización en tiempo real de los ajustes realizados. Algunos de estos ajustes pueden hacerse directamente por medio del nuevo Dial Creativo, que proporciona al usuario un acceso directo a una amplia variedad de nuevos filtros avanzados.

El prominente dial metálico pertenece indiscutiblemente a la escuela de diseño PEN, en el que se mezclan elementos retro con otros más modernos.

Como era de esperar, el PEN-F no vendrá con un sensor de fotograma completo del tamaño de una película de 35mm. Pero si recibirá una actualización del chip 16 megapíxeles que Olympus ha estado utilizando en sus cámaras más pequeñas últimamente.

La PEN-F tiene un sensor Micro Four Thirds de 20 megapíxeles totalmente nuevo. Eso es aún más grande que el sensor de 1 pulgada que se encuentra en cámaras como la Sony RX100, pero más pequeño que los sensores APS-C que se encuentran en las réflex digitales de nivel de entrada o en las cámaras serie X de Fujifilm.

Los metadatos en fotografía: ¿qué son los datos EXIF?

En los últimos años, se ha convertido en tendencia poner sensores APS-C en las cámaras sin espejo, pero hacer la PEN-F una cámara Micro Four Thirds hace posible mantener la compatibilidad de Olympus con una mayor variedad de objetivos.

Dejando el sensor de lado, la PEN-F es un competidor digno de las cámaras de lentes intercambiables, como la Fujifilm X-T1 y X-T10. Comparte la misma resolución de visor electrónico OLED, y cuenta con una pantalla táctil giratoria de 3 pulgadas en la parte trasera. Está equipada con Wifi y también es ligera. 

Por otro lado, en la carcasa de la PEN-F no hay ni rastro de tornillos. La silueta clásica y el alto rendimiento de la PEN-F son un gran reclamo para jóvenes más modernos, tanto en la calle como en Internet. 

Olympus ha incorporado una gran cantidad de funciones de software inteligentes en algunas de sus otras cámaras sin espejo recientes, y que las encontraremos en la PEN-F también. Por ejemplo, los usuarios serán capaces de seleccionar los puntos de enfoque automático mientras están disparando al mover el dedo en la pantalla táctil, algo que fue pionero en la E-M10 Mark II.

Olympus PEN-F

El visor electrónico también puede simular lo que un visor no electrónico vería, lo que le da la oportunidad de decidir la exposición sin tener que alejar la cara de la cámara. Y la PEN-F incluye un modo de captura de alta resolución que, cuando se utiliza un trípode, en realidad se mueve el sensor entre tomas con el fin de construir una imagen masiva de 50 megapíxeles.

La PEN-F también es muy poderosa para su pequeño tamaño. Puede tomar imágenes RAW a 10 cuadros por segundo, o hasta 20 con el obturador electrónico. El obturador puede permanecer abierto durante 60 segundos por su propia cuenta, o tomar una foto en tan sólo 1/16000a de segundo.

Mientras que la PEN-F no tiene algunas de las características bandera de las cámaras más caras y grandes de la firma Olympus (como resistencia a la intemperie), la nueva cámara debe ser muy capaz.

La PEN-F saldrá a la venta en los colores negro y plata a mediados de febrero de 2016. Tendrá un precio de 1199 € en formato body only, de 1399 € en un kit con el objetivo M.ZUIKO DIGITAL ED 14-42 mm 1-3.5-5.6 EZ Pancake y de 1499 € con el objetivo M.ZUIKO DIGITAL 17 mm 1:1.8.