¿Por qué las marcas importantes están haciendo boicot a Google?

¿Por qué las marcas importantes están abandonando YouTube?

Desde que YouTube se puso en marcha, las marcas se han peleado por insetar su publicidad en una de las plataformas de vídeo más relevantes a nivel mundial. Sin embargo, la crisis que sufre se deja notar especialmente estas semanas: muchas compañías están retirando sus anuncios en YouTube por la incapacidad de que se les asegure que no aparecerán junto a contenidos intolerantes u ofensivos.

El sistema de programas automáticos que se encarga de la inserción de anuncios ha colocado en los últimos meses los nombres de algunas de las marcas más importantes en vídeos racistas y antisemitas.

El pasado viernes Starbucks, Johnson & Johnson, Havas o General Motors decidieron retirar sus anuncios de YouTube mientras que PepsiCo y Walmart suspendieron su inversión en publicidad de Google, a excepción de los anuncios personalizados en búsquedas; es decir, no sólo la plataforma de vídeo del gigante de Sillicon Valley está sufriendo el boicot.

Los altavoces portátiles más vendidos de Amazon

Al ver tambalear su financiación, Google se ha comprometido a contratar más personal para la revisión del contenido publicitario asi como a desarrollar un programa más sofisticado que elimine los anuncios de los vídeos inapropiados.

"Esto ha sido un problema desde que existe la publicidad programática, para empezar. Un puñado de marcas retirará sus anuncios y YouTube presentará una nueva política, sin más", afirma Mike Isaac, experto en tecnología de The New York Times.

Sin embargo, las marcas más afectadas han dejado claro que no van a volver a la plataforma hasta que estén seguros de que Google tiene la situación bajo control. "El contenido con el que se nos está asociando es atroz y va completamente en contra de nuestros valores de empresa", dijo Wal-Mart en un comunicado publicado el pasado viernes.

Galería de fotosLas 7 curiosidades de Google que, probablemente, desconocíasver las 8 fotos

Si Google no evita que los anunciantes quiten su publicidad de YouTube puede perder cientos de millones de dólares en ingresos; esta herramienta constituye el ocho por ciento de los beneficios de la compañía, aportando unos 5,6 mil millones de dólares cada año.

El valor de las acciones de la empresa ya ha bajado un 4% desde que comenzó el boicot; en definitiva, podemos decir que Youtube se encuentra actualmente ante una situación de incapacidad a la hora de controlar los contenidos en los que se insertan sus anuncios.

[Fuente: The New York Times]