Samsung Smart Camera NX300, la hija del viento

Samsung NX300

A Carl Lewis, apodado "el hijo del viento", le ha salido un competidor más -con permiso de Usain Bolt-, se trata de la nueva Smart Camera NX300.

Hoy, día 6 de junio de 2013, Samsung ha reunido en Madrid en el Consejo Superior de Deportes (CSD) a lo mejorcito del atletismo español. Anunciada ya hace unos meses, se ha presentado en sociedad la que va a ser su buque insignia para la segunda mitad del año en su gama de cámaras CSC. Pablo Villalobos y Ángel David Rodríguez, atletas de elite, acompañados por el fotoperiodista Fernando Villar, han ejercido de embajadores de la marca a nivel nacional, tomando el relevo de Usain Bolt –es  la imagen internacional de la campaña lanzada por Samsung- que hoy compite en Roma.

La nueva NX300 viene a ampliar el porfolio de cámaras CSC (o EVIL) de la marca, actualmente compuesto por la NX1000, y a rellenar el hueco dejado por los anteriores modelos NX20 y NX210. Si hablamos de características técnicas cabe destacar que monta un sensor CMOS formato APS-C de 20,3 megapíxeles, tiene una velocidad de obturación capaz de disparar a 1/6.000 s que permite alcanzar 8,6 fps en modo ráfaga (habrá que ver cuando la probemos a fondo si es una velocidad mantenida o con un número de fotos limitado) y una horquilla de sensibilidades ISO que alcanza 25.600 (configurable en pasos de 1 ó 1/3EV).

Samsung NX300

Carece de visor integrado (se tiene como extra fuera del precio uno instalable en la zapata de accesorios) y todo el manejo de la cámara se realiza a través de una pantalla abatible de 3,31” con tecnología AMOLED y función táctil. La montura es la misma que la de modelos anteriores, con bayoneta NX, y por defecto se vende con un 18-55 mm 3,5-5,6, un flash ‘hot shoe’ y parasol, todo a un precio PVP de 699 euros. Disponible en colores blanco, negro y marrón, cuenta con opciones manuales PSAM y un modo inteligente Smart Mode (ahora todas las tecnologías de Samsung llevan el apellido Smart) con 14 perfiles predefinidos para los usuarios más inexpertos. Y es que desde Samsung no quieren perder ni un solo cliente potencial, ¡hay funciones para todo y todos!

Si hablamos de conectividad, el enfoque de este nuevo modelo de Samsung es claro: ‘Shoot fast, share faster’. Y es que a la hora de diseñar el software de la cámara se ha puesto especial cuidado en dotarla de todo tipo de tecnologías con las que sacar el mayor partido a su conectividad WiFi 802.11bgn y NFC. Cuenta con funciones sociales y de backup de imágenes como AutoShare, Cloud, Email, Social Sharing, así como con conectividad WiFi Direct Link y AllSharePlay, con las que interconectarla con televisores y tabletas (de la marca o no) para poder visualizar e incluso controlar el manejo de la cámara mediante la característica ViewFinder. Smart Camera App es la aplicación que integra estas funciones, disponible para Android e iOS. En cuanto al uso de tarjetas de memoria, es compatible con unidades SDXC UHS-1, todo sea dicho, si no fuera así de poco serviría su alta velocidad en modo ráfaga y su capacidad de grabar vídeos 1080p –incluso en 3D- hasta 60p. A tener en cuenta que la grabación en 3D necesita de la nueva lente de 45 mm (también compatible con 2D), con una luminosidad F1,8 en 2D y F6 en 3D. Un total de 12 lentes configuran la gama de objetivos para este formato.

Samsung CSC 45 mm 2D/3D

Durante esta primera toma de contacto he podido comprobar que el sistema AF responde realmente bien y que nitidez de las capturas es muy alta incluso en modo ráfaga con obturaciones rápidas. El rango de sensibilidades del sensor y el sistema de estabilización OIS III del 18-55 mm también ayudan a ello. Se echa en falta un visor EVF o híbrido –sobre todo para los que solemos utilizar modelos réflex- y no me ha terminado de convencer que, de nuevo, el flash no esté integrado y haya que tirar de zapata (como en todos los modelos CSC de la marca coreana), con la consiguiente limitación si se quiere usar el visor opcional. El sistema de uso remoto, en el que el retardo en el control de las funciones y de la toma de capturas es evidente, también es un punto a mejorar. Por último, la luminosidad de la lente de 45 mm en modo 3D, que se queda en un F6, se antoja insuficiente. Desde Samsung nos han prometido que nos enviarán una unidad de la NX300 en los próximos días. Cuando nos llegue, os contaremos nuestras conclusiones con pruebas y mediciones de laboratorio en Computer Hoy.