Sharp Aquos, por primera vez en Europa

La TV más grande del mundo, en Europa

Los televisores de gran formato multifunción y que también pueden ser objetos decorativos de lujo cuando no están encendidos, llegan a Europa. El Phillips DesignLine es un ejemplo de ello, y ahora Sharp quiere dar la pelea con el modelo más grande del mundo, el Sharp Aquos LC90LE757.

Este nuevo modelo de televisor es el más grande del mundo con 90 pulgadas, superando así por 6 pulgadas el modelo lanzado el año pasado por LG, el LG84LM9600. Según representantes de Sharp, quien se sienta frente al televisor deberá hacerlo a una distancia de 3.5 metros para disfrutar una alta calidad de imagen, casi a 12 pies de distancia del dispositivo.

El modelo de alta definición, el más grande presentado hasta ahora en Europa, ofrece visión en 3D, mide 1.2 metros de alto y pesa 64 kilos. Cuando está apagado, ofrece lo que llaman los representantes de la marca un "modo de protector de pantalla", lo que convierte al televisor en una obra de arte o el marco perfecto para fotografías. Con este modo especial, la imagen aparece con menos brillo lo que hace que parezca más una obra de arte y menos como un momento estático del televisor. 

Los modelos de gran formato son populares desde hace algún tiempo en Estados Unidos y ahora están llegando a Europa: la mayoría de estos dispositivos cuentan con servicio Wi-Fi y otras funciones integradas, lo que los hace más versátiles que un televisor corriente. El nuevo modelo de Sharp estará conectado a los contenidos que desee el usuario a través del portal AQUOS NET+. Este sistema permite navegar a través de la red, integración con dispositivos móviles, acceso a contenidos VOD premium y acceso a Skype. Con la app AQUOS Remote Lite se podrá utilizar el móvil -tanto los que tengan plataforma Android como iOS- como un mando a distancia. 

Sin embargo, una desventaja que tiene este modelo con relación a otros de su tamaño es la falta de definición aumentada conocida como 4K, que ofrece una calidad de imagen 4 veces mejor que la de un dispositivo con HD. Sharp se mantiene con resolución 1080

El televisor más grande del mundo estará disponible para los hogares nacionales desde julio de este año por un valor cercano a los 15.000 euros.