Los smartphones: culpables de que se vendan menos cámaras

Smartphones y cámaras

Los smartphones de hoy en día cuentan con cámaras muy buenas incorporadas en el dispositivo. La evolución de las cámaras en los móviles ha supuesto que estos sustituyan en muchos casos a las cámaras compactas. 

No sólo tienen una buena resolución, sino que además el software se adapta a las necesidades del usuario, consiguiendo que sea cada vez más fácil adentrarse en el mundo de la fotografía.

De hecho, los smartphones serían culpables de que se vendan menos cámaras. Según IDC, las ventas de cámaras de objetivos intercambiables de alta gama descenderán considerablemente, justo después de haber sufrido un fuerte crecimiento.

Las fotos antiguas cobran vida al pasarse a color.

IDC calcula que las ventas caerán un 9,1% (de 19,1 millones de unidades el año pasado a 17,4 millones). Los dos grandes fabricantes de cámaras, Canon y Nikon, también han visto cómo sus ventas descendían en las últimas semanas.

Uno de los mayores fabricantes de objetivos, Tamron, ha venido un 22% menos en los primeros nueve meses de este año que en el pasado.

"Estamos experimentando una situación difícil en este momento, pero no creo que sea así para siempre" dijo el jefe financiero de Nikon, Junichi Itoh. "Sigue habiendo demanda potencial y creo que China es la clave".

Uno de los principales motivos por los que la venta de cámaras compactas y DSLR no están pasando su mejor momento es la posibilidad que la red ofrece de compartir las fotografías desde el propio smartphone.

Es habitual tomar una foto y colgarla en redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter y demás. Con las cámaras de objetivo intercambiable, sin embargo, esto se complica un poco más. Quizás ha llegado la hora de que se adapten a los nuevos tiempos.

"Tomar fotos con la cámara de un móvil y luego editarlas con apps es como cocinar con ingredientes baratos y añadirle especias artificiales" dice Takafumi Hongo, representante de Canon.

Sin embargo, no todo el mundo parece compartir su impresión. Christopher Chute, investigador en IDC, recalca que muchos usuarios prefieren gastarse el dinero en smartphones y tablets en vez de en cámaras de buena calidad.

Quizás no haya que ser tan pesimistas, algunos analistas señalan que el impacto que los smartphones y apps de retoque fotográfico tienen en las cámaras de alta gama es exagerado:

"Cada vez que el mercado empeora, la gente tiende a buscar razones estructurales" dice el analista de J.P Morgan Hisashi Moriyama.

De hecho, muchos fabricantes de cámaras sostienen que muchos usuarios se pueden enganchar a la fotografía con estas aplicaciones y, posteriormente, comprar una cámara de gama alta.

¿Quién sabe? ¿Matarán los móviles a las cámaras compactas?

Imagen: Gizmodo.com