Sony crea un sensor CMOS que se adapta al ojo humano

Sensor CMOS

Sony está trabajando en un sensor CMOS curvo, capaz de adaptarse al ojo humano.

Según informaba Espectrum, este diseño permitirá crear cámaras más sencillas con menos lentes y mucho más sensibles a la luz.

Gracias a esta nueva estructura, es posible que entre mucha más luz y, por lo tanto, permite utilizar una lente más plana.

Además, un sensor CMOS curvo permite también que haya una mayor sensibilidad del centro a los bordes en comparación con un sensor tradicional.

¿Sabías que Canon ha lanzado irista, su servicio cloud de gestión de fotos?

En concreto, sería capaz de aumentar la sensibilidad a la luz 1,4 veces y 2 veces la sensibilidad del centro a los bordes.

Sony ha presentado dos modelos de este particular sensor: uno de 43 milímetros (diseñado para las cámaras digitales) y otro de 11 milímetros (diseñado para smartphones o tablets).

En el siguiente gráfico podemos observar las diferencias entre el nuevo sensor y el tradicional:

CMOS Sony

Parece ser que la compañía tiene bastantes sorpresas para este nuevo año. Lo más probable es que sus nuevos smartphones lleven incorporados este sistema, por lo que será un factor diferenciador de cara a la competencia.