Sony NEX-5T, una cámara donde el tamaño sí importa

Sony NEX-5T

Aunque ya se acabaron las vacaciones de verano, ahora hay que pensar en todas las fotografías que se pueden hacer en estos meses de otoño y por que no, adelantarnos un poco y pensar en el regalo ideal para las fiestas de fin de año.

Y que mejor que una cámara del tamaño perfecto para llevar en el bolso o la mochila y con características que encantarán a los fotógrafos más experimentados y pondrán a aquellos principiantes a tono con sus maestros. Os presentamos la nueva opción de Sony, la NEX-5T. Es la primera cámara de Sony tipo E con objetivos intercambiables y tecnología NFC. ¿Qué otras características ofrece, tanto por dentro como por fuera?

No te dejes engañar por sus dimensiones de 110 mm x 58 mm x 39 mm. Su sensor CMOS APS HD de 16,1 megapixeles permite lograr instantáneas de calidad réflex, con una dosis mínima de ruido en cualquier tipo de luz, sea penumbra o ambiente, gracias también al ámplio rango de su ISO, desde 100 hasta 25600.

Si se tienen conocimientos más avanzados de fotografía, se puede activar el modo manual sin ningún problema y jugar con todas las posibilidades que ofrece el mismo. Además, el botón Fn Asignable recupera al instante las funciones más utilizadas y su AF híbrido rastrea los puntos de enfoque rápidamente para una mayor precisión en la imagen. Así, no se pierde ningún detalle. 

Para quienes deseen experimentar un poco más con las posibilidades que les ofrece la nueva Sony NEX-5T, la pantalla LCD de 3 pulgadas totalmente táctil se puede extender hasta un ángulo de 180 grados si deseas capturar un momento especial con tu grupo de amistades. Y ninguno podrá quejarse que salió borroso en la foto porque con su función de encuadre automático y detector de sonrisas la captura siempre quedará perfecta. 

Finalmente, para los verdaderamente artísticos, la cámara cuenta con 11 efectos de imagen diferentes, entre los que se encuentran Imagen Retro (por si tienes nostalgia de algo vintage), el clásico Blanco y Negro, Cámara de Juguete (por si quieres volver a la infancia) y Desenfoque Suave (para darle un toque de ensueño a las capturas). 

Si hay que registrar un vídeo de alta calidad, no hay problema. Todas las capturas son en alta definición y en formato MPEG-4, a 1920 x 1080. 

En estos tiempos, dónde casi todas las transferencias se hacen sin cables, el WiFi integrado transmite las imágenes y vídeos al smartphone, ordenador o televisor sin ninguna complicación. La tecnología NFC simplifica el control de la cámara e incluso se puede hacer a distancia con el móvil, siempre y cuando sea Android. No hay que configurar nada, basta un toque y ¡listo! Así, también se pueden tomar instantáneas de grupo con el Smart Remote Control incorporado, que permite accionar el obturador desde el teléfono. Nada de correr para llegar a la foto. 

Y si tienes una cuenta en Flickr, el add-on integrado te permite subir tus fotos directamente, sin tener que lidiar con inicios de sesión o limitaciones de ninguna clase. 

En cuanto a precios y disponibilidad, puedes reservarla desde ya en la página oficial de Sony en España o esperar unos días, ya que su lanzamiento oficial en el mercado nacional será el mes que viene. Si prefieres el modelo estándar, tiene un costo de 700 euros. Si, por el contrario, quieres ensayar las posibilidades que te dan dos lentes diferentes, te costará 950 euros

¿Por cual te irías?