Telefónica compra Canal Plus pero deberá compartir canales

Telefónica compra Canal Plus pero deberá compartir canales premium.

Ya es oficial y definitivo. Telefónica compra el 100% de Canal Plus, con la bendición de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La compañía de César Alierta ya poseía el 44% de Canal Plus desde hace tiempo, pero en mayo del año pasado lanzó una oferta de 725 millones de euros para comprar el 56% restante.

Esta adquisión podía poner en peligro la competencia en el sector de la televisión de pago, pues Telefónica ya es dueña de la plataforma dominante, Movistar TV. Por eso la CNMC ha necesitado un año para estudiar a fondo la nueva composición del mercado, antes de aprobar la operación.

No ha sido fácil. La operadora ha tenido que presentar cuatro propuestas de compra diferentes, hasta que finalmente la última de ellas ha sido aceptada.

Con la compra del 100% de Canal+, Telefónica se hace con contenidos de pago de gran calado, como el fútbol (aunque el año que viene parte pasará a ATresMedia), y series del prestigio y la popularidad de Juego de Tronos.

Telefónica compra Canal Plus

Grandes series que podrían volver a la televisión en 2015

El pago de 725 millones de euros en efectivo a PRISA, la actual dueña de Canal+, no supondrá ningún problema para la multinacional española, pues hace unas semanas recibió 13.500 millones de euros de la venta de la compañia británica O2 a Hutchison.

La CNMC ha aprobado la operación, pero con fuertes restricciones, al menos los primeros cinco años.

Así, por ejemplo, Telefónica tendrá que ofrecer a sus competidores el 100% de los canales premium (con contenido exclusivo de pago), aunque la competencia sólo podrá adquirir el 50% de esos canales.

Del mismo modo, los contratos de exclusividad de contenidos que firme sólo podrá extenderlos dos años, cuando lo normal es un plazo de cinco años. Igualmente, la adquisición de contenidos se reducirá en plazos de tres a dos años. Con estas medidas se intenta que el resto de las compañías tengan más opciones de entrar en las pujas.

Otras restricciones adicionales fijan limitaciones para captar clientes, reducen los contratos de permanencia, y prohíben que adquiera contenidos en exclusiva que no vaya a utilizar.

Si no hay más recursos, la operación se hará efectiva en los próximos 15 días. Queda por ver cómo explorará Telefónica la compra de Canal Plus. Si fusionará contenidos de Canal + y Movistar TV, o mantendrá dos entidades independientes.