Televisor Samsung con resolución 8K. ¡La locura!

El televisor de Samsung con resolución 8K Quad Ultra HD

Imagínate que entras en una tienda Apple a comprar un flamante iPhone 5S el día del lanzamiento, y cuando vas a pagar ves en el escaparate el iPhone 6 con pantalla de 6 pulgadas, iOS 8 y escáner de retina, funcionando a pleno rendimiento.

O que sueltas los 400 euros en el mostrador de la tienda de juegos para pagar tu nueva PlayStation 4, mientras a tu lado alguien está jugando con la PlayStation 5...

Esta es la sensación que debe tener quien haya pagado 10.000 o 20.000 euros por un televisor con resolución 4K, y se de una vueltecita por CES 2014 para contemplar... el nuevo televisor de Samsung con resolución 8K.

No tenemos claro que, desde el punto de vista del marketing, sea una buena estrategia. ¿Cómo vas a convencer a alguien para que compre una tele 4K, si estás mostrando que ya existen teles 8K?

Pero como demostración de tecnología, Samsung se ha apuntado un tanto...

Televisor 8K

Que no cunda el pánico. El televisor 8K de Samsung sólo es un prototipo, y no va a salir a la venta en unos cuantos años.

Según la web Gizmodo Australia, que ha facilitado las imágenes, dispone de una pantalla de 98 pulgadas, y es imposible detectar los píxeles, por mucho que acerques la cara.

Según TweakTown, ofrece una resolución de 7680x4320 píxeles, lo que significa que cada cuadro de imagen tiene algo más de 33 millones de píxeles, que deben refrescarse un mínimo de 24 veces por segundo. Una auténtica locura. Samsung ha bautizado esta resolución con el nombre de Quad Ultra HD.

El televisor Samsung con resolución 8K es una ventana al futuro que nos espera dentro de una década, pero no creas que es algo nuevo. Sharp ya mostró un televisor con resolución 8K hace dos años. Puedes verlo este vídeo:

Echa un vistazo a los televisores 4K de Samsung y LG en CES 2014

Samsung demuestra que aumentar la resolución de un panel de imagen hasta límites inconcebibles, es posible. Otra cosa muy diferente, es hacerlo a un coste y un consumo energético asumible por el comprador.

Por eso aún tardaremos años en ver televisores 8K en las tiendas. Conformémonos con la recién estrenada resolución 4K, que tampoco está nada mal...