Skip to main content

Televisores 8K, ¿cuándo podrás tener uno en tu salón?

Televisores 8K para 2018: qué precio tendrán, ¿merece la pena comprar?

09/01/2018 - 09:28

El 4K ya es antiguo: las marcas han pasado a la ofensiva en el 8K, pero ¿y los consumidores? ¿Vas a tener que cambiar tu flamante televisor 4K Ultra HD de aquí a un año? Como es habitual, la tecnología evoluciona rápido, algo que te debería preocupar si acabas de hacer un importante desembolso en una nueva TV...o no.

En el CES 2018 que se celebra en Las Vegas hemos visto a varias marcas presentar televisores 8K, e incluso nuevos conceptos como la TV modular de Samsung. Sin embargo, como ha ocurrido en anteriores ediciones del CES, que se presenten allí nuevos productos no significa que vayan a llegar pronto al mercado, o que vayan a llegar en algún momento siquiera.

Por eso tenemos que analizar las posibilidades con respecto al futuro de las TV 8K: ¿es inminente su llegada? ¿Qué precio tienen? ¿Deberías pensar ya en comprar una?

Varios años en desarrollo, pero parece que 2018 es el suyo

Del 8K se habla desde hace ya varios años, cuatro o incluso cinco. Es una tecnología en la que los fabricantes de pantalla llevan trabajando al menos un lustro, aunque al principio de forma muy experimental. Las primeras referencias datan de 2012, cuando ni siquiera el 4K era algo aún en el mercado.

Finalmente, parece que en 2018 sí vamos a ver las primeras TV 8K que se pueden tocar y comprar, seguramente en sus dos últimos trimestres. Eso sí, evidentemente serán modelos que nada tienen que ver con lo que vendrá después, y es que la presencia en tiendas no significa que una tecnología haya terminado su desarrollo.

El mejor ejemplo es el propio 4K, disponible desde hace ya un tiempo pero que no para de evolucionar. El OLED, Quantum Dot de Samsung, MicroLED y nuevos formatos de HDR. Todo suma a lo largo del tiempo, aunque al final es cuestión de si quieres ser el primero en tener una o no.

Estos son los televisores más vendidos en Media Markt: el 4K HDR gana adeptos

Si eres early adopter, prepara la billetera

Comprar productos antes de que se pongan de moda tiene un coste elevado, sobre todo en tecnología. A medida que aumentan las ventas y se abarata el coste de fabricación de los productos, su precio baja. Una vez más, recurrimos al ejemplo de las TV 4K, con un precio desorbitado en principio pero que cada vez son más baratas.

Con los televisores 8K ocurrirá exactamente lo mismo: se estima que el precio de los primeros modelos esté por encima de los 7.000€, y eso hablando de los más básicos. Cuesta trabajo fijar un coste porque las marcas son recelosas a comunicarlo en su presentación.

Una buena referencia es el Dell UltraSharp 32 8K, el primer monitor 8K del mercado. Su precio de lanzamiento fue de 5.000 dólares hace casi un año, una buena vara de medir para saber cuánto van a costar las TV 8K.

Por qué no es buena idea comprar una TV 8K este año ni el que viene

La respuesta a este apartado es bastante sencilla y clara: porque no hay nada que ver. Un televisor 8K no reproduce contenido en esta resolución porque sí, por el mero hecho de encenderlo. No, es necesario que la película, serie o canal de televisión que vas a ver haya sido rodada o convertida al formato.

A día de hoy, el contenido en 8K escasea. De hecho no hay una gran cantidad en 4K aún, así que pasarán varios años antes de que esta resolución esté disponible para los contenidos más populares. Por ejemplo, Netflix no tiene planes para ofrecer los suyos.

De esta forma, la decisión de comprar un televisor 8K, sea cual sea su precio, será buena si quieres presumir, pero mala si lo que quieres es disfrutar de tu inversión.

Tags:

#8K, #Televisores

Ver ahora: