Skip to main content

Adiós al precio de los 902, el Gobierno pone fin a los precios abusivos de las llamadas a los servicios de atención al cliente

Llamada de teléfono

Getty

23/12/2020 - 13:07

Se acabaron los precios abusivos de los 902, a partir de ahora las llamadas a servicios de atención al cliente costarán lo mismo que cualquier llamada.

El Congreso de Ministros ha aprobado este martes una medida abusiva que casi todas las empresas ponían en práctica en detrimento de sus clientes. Los teléfonos de atención al cliente de las empresas que prestan servicios básicos, ya sean públicas o privadas, pasan a ser gratuitos.

La medida se refiere a las compañías de agua, gas, electricidad, seguros, transporte aéreo, terrestre y marítimo, protección a la salud, saneamiento, residuos y de servicios financieros y postales, así como a las de saneamiento y residuos, según explica el Ministerio de Consumo. Aunque el resto de empresas también tendrán que realizar modificaciones. 

Para las demás se establece la obligación de contar con un número de teléfono fijo o móvil, que figure en la publicidad de la atención al cliente. Además, las llamadas a este teléfono no podrán podrá costar más que una simple llamada telefónica a un fijo o un móvil. De esta forma se intenta acabar con los precios abusivos que debían pagar los consumidores cuando quería contactar con alguna compañía.

Según datos del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, las llamadas a un número 902, suele costar por minuto entre los 0,12 y 0,40 euros y, por supuesto, el tiempo podía alargarse bastante si la consulta pasaba de un operario a otro o si las líneas estaban saturadas y te dejaban en espera.

Ahora esta nueva ley ya es oficial y su aprobación se ha publicado en el BOE este 23 de diciembre: "En caso de que el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el uso de tal línea no podrá suponer para el consumidor y usuario un coste superior al coste de una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar".

Por lo tanto, los números de tarificación especial podrán seguir existiendo, solo que su coste no podrá exceder al de una llamada estándar. Además, las compañías deberán ofrecer una alternativa e indicar a los usuarios la existencia de esa otra opción. Se acaba así con el negocio de los números 902, 901, 803 y demás, aunque los seguiremos viendo en la información de contacto de las empresas.