Skip to main content

La crisis de los chips llega a España: 10.000 empleos en ERTE en la industria automovilística gallega

Crisis de chips

Getty Images

26/03/2021 - 21:47

Más de 10.000 empleos asociados a la industria de automoción de Galicia van entrar en ERTE los próximos 60 días, debido a la escasez de chips necesarios para instalar en los vehículos.

En ComputerHoy.com llevamos un tiempo hablando de la escasez de chips en las tarjetas gráficas, los moviles o las consolas, pero es un problema que se está extendiendo a todos los sectores tecnológicos, incluyendo la industria automovilística.

Ya la llaman La Crisis de los Chips, y sus consecuencias, por ahora, nos son desconocidas. Pero pueden ser tan graves como la pandemia, hasta el punto de paralizar las fábricas y cerrar tiendas.

Según informa el periódico Faro de Vigo, la escasez de chips ha obligado a empresas del sector de la automoción que trabajan en Galicia, como Stellantis, Benteler, Akwel y Componentes de Vehículos de Galicia, a solicitar un ERTE que, según fuentes sindicales, podría afectar a 10.000 empleos.

Stellantis por ejemplo, el grupo formado por marcas como FIAT, Peugeot, OPEL, Citroën y otras muchas, ya ha comunicado al comité de empresa un ERTE para 3.749 empleados durante los próximos 60 días, debido a la escasez de chips necesarios para instalar en los vehículos.

Estamos ante una crisis global que ataca a todas las industrias tecnológicas. Una escasez de semiconductores que impide fabricar chips, procesadores y memorias al ritmo requerido por la industria.

Las causas son variadas: escasez de metales raros, el aumento de demanda por los confinamientos, el parón de las fábricas por la pandemia, o la existencia de pocas fundiciones de semiconductores, que no dan más de sí. Puedes leer sobre ello en esta tarjeta:

La cabeza visible de esta crisis son las tarjetas gráficas y las consolas. Desde hace meses no hay stock de tarjetas gráficas gaming o de las nuevas consolas PS5 y Xbox Series X.

Pero el problema ha comenzado a afectar también a los fabricantes de móviles, que están lanzando nuevos modelos con procesadores del año pasado, y a la industria del automóvil.

Por si fuera poco, el atasco de un buque en el Canal de Suez, con más de 250 barcos en espera para cruzar, puede agravar aún más la escasez.

Es un problema grave que no tiene solución a corto plazo: los expertos predicen que se tardará en meses en cubrir la demanda de chips.