Skip to main content

Donald Trump no confía en el coche autónomo: los ve peligrosos

Donald Trump Wakanda

18/03/2019 - 13:53

Los estadounidenses están acostumbrados a escuchar hablar a su presidente en Twitter o ante las cámaras de lo primero que se le pase por la cabeza, sin tener en cuenta las consecuencias que puedan tener sus palabras. Entre las numerosas declaraciones, algunas de sus últimas opiniones han creado inquietud en empresas al mostrar su oposición ante los vehículos autónomos.

Donald Trump acostumbra a que un chófer le lleve de un lado a otro y, quitando su afición por las redes sociales, es una persona que muestra más interés por sectores económicos clásicos, como la construcción, que por las nuevas tecnologías. 

Según la publicación Axios, el presidente ha mostrado en varias ocasiones su desconfianza a ir en coches autónomos y su abierta preferencia por los chóferes de toda la vida. Esta opinión se la transmitió hasta al mismo dueño de Tesla, Elon Musk, empresa que siempre invierte en innovación.

Estas son las 45 cuentas que sigue Donald Trump en Twitter

La opinión del presidente es compartida por gran parte de la población. Tras ver sucesos como el atropello del coche autónomo de Uber, y más de un 70% de la población afirmó sentir miedo ante la idea de viajar en un vehículo de estas características. 

Como bien saben los ciudadanos estadounidenses, el presidente actual tiene la costumbre de opinar abiertamente sobre cualquier tema, pero eso no tiene que afectar a las políticas que se aplican. Y en este caso, parece ser así, la administración del presidente opta por desregularizar cualquier limitación y que sean las mismas empresas quienes decidan qué tipo de coches quieren ver en las carreteras.

Sea como sea, cabe pensar que la opinión del presidente va en contra del camino que parece llevar la industria. Los aviones casi se pilotan solos y la inversión en la conducción autónoma está siendo muy fuerte, así que se hace difícil pensar que de aquí a una década no veamos esta clase de vehículos por las carreteras de todo el mundo.