Skip to main content

Desde DOS a Windows: así se ha convertido Microsoft en una de las compañías más valoradas

Microsoft

02/06/2018 - 20:56

Han pasado 30 años desde que Microsoft salió a Bolsa, y desde entonces se ha convertido en una las compañías más valoradas del mercado.

Es un buen momento para echar un vistazo al legado de Microsoft, y descubrir por qué sigue siendo una compañía de referencia en 2018. Hay vida más allá de Windows, y del PC.

Microsoft fue fundada por Bill Gates y Paul Allen el 4 de abril de 1975 en Albuquerque (Nuevo México). Su meta era tan sencilla como utópica: poner un ordenador en cada casa, en una época en la que los ordenadores eran un privilegio de las universidades, las empresas, y las oficinas gubernamentales. 40 años separan estas dos fotos:

Microsoft
Microsoft

La compañía de Bill Gates comenzó desarrollando intérpretes de BASIC, compiladores de COBOL y otros lenguajes de la época. Pero la idea de Bill Gates era desarrollar su propio sistema operativo.

En 1980 le propuso a IBM desarrollar un SO para su nueva gama IBM PC. Gates compró los derechos de QDOS al programador Tim Paterson por 50.000 dólares, lo adaptó y se lo vendió a IBM con el nombre de MS-DOS (la versión para IBM se cambió a PC-DOS).

Microsoft fue muy lista, al quedarse con los derechos de MS-DOS. IBM aceptó porque creía (erróneamente) que las ganancias estaban en la venta de ordenadores. Entonces comenzaron a surgir los clones del IBM PC, los populares PC compatibles, fabricados por docenas de marcas. Microsoft vendió su MS-DOS a todos estos fabricantes, y en pocos años se convirtió en la empresa de software más importante del mundo.

De DOS a Windows

MS-DOS era un buen sistema operativo, pero estaba basado en texto y era difícil de aprender. Apple revolucionó la informática con su primer Macintosh, que estrenó en 1984. Poseía un novedoso sistema operativo basado en menús y gráficos, que se manejaba con ratón. A su lado, MS-DOS parecía de la Prehistoria. Microsoft trabajó contrarreloj para presentar, el 20 de noviembre de 1985, su flamante Windows 1.0. En realidad era un lanzamiento precipitado que ni siquiera era un sistema operativo, ya que se trataba de una simple capa de MS-DOS que se comía casi toda la memoria.

Windows 1.0

Hasta Windows 3.1 (1992) no se convirtió en un SO más o menos completo. Un de las versiones clave fue Windows 95 (1995), que incluyó novedades como la tecnología Plug-n-Play, los gráficos en 3D, y especialmente, el soporte de Internet. Ese año también se estrenó Internet Explorer.

Microsoft

En 1986, Microsoft salió a bolsa. Las acciones duplicaron su valor en horas. Cuatro empleados (Gates y Allen entre ellos) se convirtieron en multimillonarios y 12.000 empleados se hicieron millonarios.

El Windows más popular, al menos entre los usuarios, fue Windows XP (2001). A partir de entonces llegó una etapa turbulenta con sistemas fallidos como Windows Vista y Windows 8. Windows 10 ha recuperado el tono, con algunas aportaciones importantes al tratarse del primer sistema operativo gratuito.

Los reyes de la oficina

Windows ha sido el eje sobre el que se ha vertebrado Microsoft en las décadas de los 80 y los 90, pero su dominio no habría sido tan abrumador sin la ayuda de Office

Microsoft lanza la preview de Office 2019

Lanzado en 1989, alcanzó el éxito instantáneo porque en un solo paquete incluía todos los programas que una oficina necesitaba: procesador de texto, hoja de cálculo, base de datos, presentaciones... Curiosamente, la primera versión se lanzó primero para los ordenadores de Apple, y más tarde salió en Windows. 

Hoy en día Office mira a la nube con Office 365 asociado a OneDrive, y la versión gratuita Office Online.

El fracaso de los móviles

Pese a su condición de compañía todopoderosa, Microsoft se ha estrellado en el mercado de móviles. Windows CE (1996), y la versión para smartphones, Windows Mobile (2000) y Windows Phone (2010) fueron un fracaso. La compra de Nokia en 2013 tampoco ayudó a vender móviles.

Microsoft

Microsoft nunca consiguió conectar con el público como hicieron iOS y Android, lastrado en parte por su propia filosofía de compañía que apuesta por el software propietario, y algunos problemas de rendimiento y diseño de Windows Phone, y de las apps del sistema.

También en las consolas

Microsoft ya era una compañía de videojuegos desde sus primeros años, cuando desarrollaba juegos en los 80 como sus míticos simuladores de vuelo para PC, Microsoft Flight Simulator.

En 2001 se involucró al maximo en el mercado lúdico con el lanzamiento de la consola Xbox.

40 años microsoft

Pese al éxito de crítica y ventas de Xbox y Xbox 360, la división lúdica nunca ha sido demasiado rentable para la compañía, y mucho menos tras el estrepitoso fracaso de Xbox One (2013), en una de esas raras ocasiones en las que los usuarios se imponen a las marcas. Xbox One no permitía prestar ni alquilar juegos, y exigía conexión a Internet permanente. Los fans se negaron a pasar por el aro y Microsoft tuvo que eliminar estas limitaciones, pero el daño ya estaba hecho.

En cualquier caso, Microsoft está en el negocio de las consolas por estrategia, y no por dinero. La compra de Minecraft por 2500 millones de dólares es un claro ejemplo.

Las consolas son la puerta de entrada a otros negocios lúdicos como el cine, la música o el streaming, aunque de momento sus propuestas (Groove, Mixer) han pasado desapercibidas entre el público.

La nueva Microsoft mira a Linux y a la nube

Con la llegada del siglo XXI, el mundo dejó de girar alrededor de los PCs. Microsoft tenía que soltar anclas y reinventarse a sí misma, si quería mantener su hegemonía.

En 1995 estrenó sus servicios en línea MSN (Microsoft Service Network). En 1997 compró el servicio de correo gratuito Hotmail, que más tarde transformó en Outlook.com. En 1999 estrenó MSN Messenger, el programa de mensajería más popular del mundo hasta la llegada de los smartphones, con WhatsApp y similares. Y Bing, el buscador que compite con Google.com.

Microsoft sigue desarrollando Windows 10, presente en más de 500 millones de ordenadores, y continua apoyando el hardware de PC con su línea de portátiles y tablets Surface. Pero ya no es su negocio más importante.

Su plataforma en la nube Azure, enfocada a las empresas, y multitud de servicios asociados a ella, es la base de su negocio hoy en día, en donde es líder mundial por encima de Google o Amazon.

Bill Gates abandonó la presidencia y el cargo de CEO de Microsoft en el año 2000, convertido en el hombre más rico del mundo. Su colega de universidad, Steve Ballmer, lo sustituyó. En sus casi 15 años Ballmer potenció las mencionadas divisiones empresariales y garantizó el futuro de la compañía con la implantación de Azure y derivados. Pero tuvo que dimitir por sus fracasos en productos enfocados al gran público: Windows 8, Windows Phone y Xbox One.

En 2014 Satya Nadella se convirtió en CEO de Microsoft, iniciando una nueva era que está modernizando la compañía desde sus cimientos.

Nadella, a las mujeres: pedir mejor sueldo no es buen karma

Microsoft es hoy en día un referente en el software libre, ofreciendo muchos de sus productos en código abierto, e integrando Linux en Windows 10. Actualmente es miembro del mesa ejecutiva de Linux, con capacidad para tomar decisiones sobre Linux al más alto nivel.

El gran mérito de la compañía ha sido convertir en realidad una utopía: un PC en cada casa. Y con ello, cambiar el mundo. Pero ha sabido reciclarse y abrir nuevos mercados, hasta convertirse en un referente en la nube y en soluciones empresariales.

Microsoft

Mucho han cambiado las cosas en 40 años pero, a pesar de algunos claroscuros, el prestigio y la condición de referente tecnológico siguen intactos.

Más:

#Destacado