Skip to main content

Los editores de prensa y publicaciones periódicas piden ayuda al gobierno por el impacto del coronavirus

Quiosco de prensa

Wikimedia

23/03/2020 - 20:02

La crisis del coronavirus está afectando a todos los sectores de la sociedad, a algunos con más fuerza que a otros. El sector de la prensa es uno de los más golpeados, con previsiones de caída de ingresos de más del 40% para los próximos meses. Las principales asociaciones han pedido al Gobierno medidas urgentes para reducir este impacto y evitar la destrucción de un sector clave para el buen funcionamiento de una sociedad democrática.

El sector de la prensa y las publicaciones periódicas se financia a través de tres medios: las ventas, la publicidad y los eventos y acciones especiales. Aunque muchos quioscos siguen abiertos para garantizar del derecho de los ciudadanos a la información, vital en una democracia, la pandemia ha hecho que la gente se quede en sus casas y no salga a comprar, mientras los ingresos en publicidad han caído hasta un 80%, y los eventos y acciones especiales, un 100%. El impacto de las crisis en este sector se estima en 250 millones de euros.

La prensa libre y variada, que aglutine a todo tipo de publicaciones y tendencias, es vital en una democracia, por eso las cuatro principales asociaciones de editores de prensa y publicaciones periódicas (AEEPP, ARI, CONEQTIA Y ARCE), que en conjunto suman 260 grupos editoriales y más de 60 millones de lectores, han enviado un documento conjunto a la Ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en el que piden una serie de medidas para evitar el derrumbe del sector y la desaparición de publicaciones y periódicos.

Las asociaciones de prensa han elaborado una lista de actuaciones a corto, medio y largo plazo.

Entre las medidas inmediatas piden la suspensión temporal de la cotización a la Seguridad Social mientras dure el Estado de Alarma, así como la tramitación fácil y rápida de ERTES en aquellas empresas que lo soliciten. Y exigen que la Administración Pública realice los pagos adeudados a editores, distribuidores y quiosqueros.

También solicitan al Gobierno la aprobación de una de sus peticiones más demandadas desde hace ya tiempo: un IVA del 4% para las publicaciones y contenidos digitales.

Además piden la suspensión del IBI en los puntos de venta de periódicos y revistas, y que las instituciones públicas contraten publicidad y contenido institucional.

Los editores de prensa también agradecen en el comunicado la generosidad y dedicación a la sociedad de los quiosqueros y vendedores de diarios y revistas.

El derecho a la información es uno de los pilares de una sociedad democrática, y para que eso sea posible es necesario que el sector de la prensa pueda sobrevivir a los desafíos económicos que plantea una crisis como la actual.