Skip to main content

Europa se enfrenta a un posible desabastecimiento de materias primas

mineria

Depositphotos

07/09/2020 - 07:32

La excesiva dependencia de Europa de la importación de materias primas pone en jaque a las industrias críticas del continente, según advierte la Comisión Europea en un informe.

La excesiva dependencia de Europa de la importación de materias primas pone en jaque a las industrias críticas del continente. Una situación, además, que expone al completo la cadena de suministro procedente de China y otros países ricos en recursos minerales, según ha advertido esta semana la Comisión Europea. 

En la senda marcada hacia la transición energética, el Viejo Continente se enfrenta a posibles cortes en la cadena de suministro de materiales necesarios para fabricar baterías y equipos de energía renovables. Un factor que podría poner en riesgo el objetivo marcado por la Unión Europea de ser neutral en carbono en 2050 según un informe presentado en Bruselas.

En un escenario marcado por la crisis del coronavirus y las tensiones entre las capitales occidentales con Pekín, el informe pone el foco en asegurar la importación de materias primas esenciales en Europa. La pandemia ha revelado la dependencia de Europa de ciertos materiales críticos y sus cadenas de suministro”, dijo el Comisario de Industria Europeo, Thierry Breton, al Financial Times.

La Unión Europea estima que para ser neutral en carbono necesitará 18 veces más litio y cinco veces más cobalto hasta 2030. Pero hasta 2050 la cifra aumenta, un horizonte para el que necesitará 60 veces más litio y 15 veces más cobalto. Así es que la estrategia europea se basa en asegurar el suministro de una serie de materias primas críticas para la industria europea y lo hará a través de la exploración, la inversión y el reciclaje.

La Unión Europea ha elaborado una lista de 30 materiales, añadiendo cuatro nuevos desde la lista de 2017, como el titanio y la bauxita, y eliminando el helio. Y es que su preocupación radica en el dominio de China en la producción y exportación de ciertos metales industriales así como el control sobre la producción de tierras raras, elementos utilizados en electrónica de consumo y para la construcción de turbinas eólicas. 

Leer más: La era del cobre podría llegar tras el coronavirus de la mano la transición energética y la digitalización, aunque elevará las tensiones geopolíticas

Por ejemplo, China produce el 65% del grafito mundial, un material que se utiliza en la fabricación de baterías. También es un país productor de litio, junto con Australia y Chile mientras la República Democrática del Congo produce el 70% del cobalto, una práctica para la que a menudo recurre al trabajo infantil. El problema de Europa radica en su fuerte dependencia de otros mercados por la falta de yacimientos de minerales.  

Los 27 planean lanzar una alianza en materias primas para promover el desarrollo de baterías de hidrógeno. También pretenden impulsar el reciclaje de materias primas para aumentar su producción en Europa y el satélite europeo de observación terrestre, Copérnico, ayuda en la búsqueda de nuevos yacimientos y gestiona los ya existentes. La inquietud de la Unión Europea coincide con la de muchos Estados miembros aunque también está sobre la mesa el debate de si es deseable aumentar la producción dentro de la Unión Europea, considerando los daños ambientales que implica la minería. 

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Lidia Montes.