Skip to main content

Google rechaza trabajar con el Pentágono por principios éticos

Google cartel

09/10/2018 - 10:04

Google ha decidido abandonar la competición por JEDI, el contrato de 10 mil millones de dólares que el Departamento de Defensa estadounidense ofrece a la empresa que se encargue de gestionar su computación en la nube. Según Google, han decidido no participar por principios, lo que podría hacer referencia a nuevas quejas de los empleados de Google, que exigen saber para qué se va a usar esa tecnología. 

La decisión llega a pocas horas de que se acabe el plazo, ya que el proceso de licitación abierto por el Pentágono termina esta semana. De todas las compañías que están en la carrera, Google era la que más posibilidades tenía, seguido de Amazon, Microsoft, IBM y Oracle, que ahora se disputarán entre ellas un contrato de aproximadamente 10 años y cuyo ganador se conocerá a finales de año. 

En declaraciones a Bloomberg, Google asegura que han decidido retirarse, en primer lugar, porque "no podemos estar seguros de que (el proyecto JEDI) contravenga nuestros principios sobre el uso de la inteligencia artificial". Estas declaraciones recuerdan a las protestas de los empleados de la compañía en anteriores proyectos gubernamentales. 

Google prepara un buscador censurado para conquistar China

Hace cuatro meses Google decidía no renovar su contrato con el Pentágono por el "Proyecto Maven" que analizaba mediante el uso de la inteligencia artificial las imágenes de drones tomadas en zonas de conflicto. Las protestas de los empleados cuando descubrieron el verdadero objetivo de su trabajo, que hasta ese momento se había mantenido en secreto, obligaron a la compañía a replantearse su colaboración con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos; una tendencia que se esta extendiendo entre las grandes compañías tecnológicas acostumbradas al secretismo comercial y que ahora se están encontrando con la negativa de los empleados que se oponen a trabajar en contra de sus principios éticos y morales

Otra de las explicaciones que da Google para rechazar el llamado Joint Enterprise Defense Infraestructure o JEDI es que "había partes del contrato que estaban fuera del alcance de nuestras actuales certificaciones gubernamentales", pues la compañía aún colabora con otras instituciones del gobierno de los EEUU. 

En unos meses conoceremos el ganador de este concurso público, aunque parece que Amazon es el que más papeletas tiene para ganar por su trabajo previo en la nube privada de la CIA. Aunque tendrá que competir con empresas como IBM que desde hace años ha puesto el foco en el desarrollo de su inteligencia artificial, Watson; o Microsoft cuyo sistema Azure Stack podría encajar perfectamente en el ámbito militar. 

Ver ahora: