Skip to main content

Huawei apela a la justicia de EE.UU. para que la ciberseguridad no sirva como excusa

Huawei

29/05/2019 - 22:16

Huawei ha anunciado el inicio de su batalla judicial contra Estados Unidos ante el veto que está sufriendo por parte de la administración Trump. De acuerdo con la orden de programación judicial, la audiencia para la moción tendrá lugar el 19 de septiembre y la tecnológica china apelará a la ausencia de pruebas frente a las acusaciones de falta de ciberseguridad que argumenta el gobierno de EE.UU.

Huawei ha presentado una moción de juicio sumario en el que cuestiona la constitucionalidad de las medidas que se han tomado contra sus intereses al aprobarse la Sección 889 de la Ley Nacional de Autorización de Defensa que establece la prohibición de comprar o contratar servicios de Huawei

Al mismo tiempo, Huawei ha hecho un llamamiento al gobierno de los Estados Unidos para detener su campaña de hostigamiento basada únicamente en sospechas sin fundamento de falta de ciberseguridad.

Huawei apela a la justicia de EE.UU. para que la ciberseguridad no sirva como excusa

Tal y como destaca Song Liuping, jefe de asuntos jurídicos de Huawei, “[…] usar la ciberseguridad como excusa no hará nada para que las redes sean más seguras. Proporciona una sensación de falsa seguridad y distrae la atención de los desafíos reales a los que nos enfrentamos. Los políticos estadounidenses están usando la fuerza de toda una nación para perseguir a una compañía privada. Esto no es normal y casi nunca se ha visto en la historia”.

En su demanda, la compañía china argumenta que la Sección 889 de la NDAA de 2019 señala directa y específicamente a Huawei, y no solo prohíbe a las agencias del gobierno de EE.UU. comprar sus equipos y servicios, sino que veta la contratación, subvención o préstamo a terceros que compren equipos o servicios de Huawei, incluso cuando estos no tengan conexión directa con el gobierno de Estados Unidos.

"El gobierno de los Estados Unidos no ha proporcionado pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad. No hay pistola, no hay humo. Sólo la especulación", ha continuado Song.

Tal y como ha destacado su responsable de asuntos jurídicos, “Esto sienta un precedente muy peligroso. Hoy son las telecomunicaciones y Huawei. Pero mañana podría ser cualquier otra industria, su empresa o sus consumidores”. Poniendo de manifiesto la inseguridad jurídica que sienta este precedente para las empresas internacionales.

Las víctimas de la guerra comercial entre Trump y China: ZTE, Huawei y las que vendrán

Glen Nager, abogado de Huawei que dirige este caso ha señalado que la orden gubernamental que veta a Huawei viola varios preceptos constitucionales de los Estados Unidos. Por lo tanto, el caso es puramente "una cuestión de ley" ya que no hay hechos en cuestión, lo que justifica la moción de un juicio sumario para acelerar el proceso.

Huawei considera que las redes no son más seguras por el simple hecho de que Huawei no pueda vender sus equipos, y confía en que EE.UU. adopte el enfoque correcto y tome medidas honestas y efectivas para mejorar la ciberseguridad de todos, si es que realmente ese es el objetivo final del gobierno de EE.UU.

Tags:

#Huawei