Skip to main content

Un juez para en seco una de las apuestas más innovadoras (y polémicas) de Mercadona

Reconocimiento facial Mercadona

DepositPhotos

11/06/2021 - 19:36

Mercadona sufre un duro revés al impedir la justicia que hagan uso de una tecnología de reconocimiento facial para detectar a dos ladrones condenados.

El polémico sistema de reconocimiento facial que Mercadona ha estado utilizando en prueba piloto desde hace unos meses en distintos establecimientos, no seguirá adelante. Y es que la justicia ha rechazado este sistema de reconocimiento facial que pretendía utilizar la cadena de tiendas para detectar si algunas personas con orden de alejamiento en vigor entraban a alguno de sus establecimientos.

La propia Audiencia Provincial de Barcelona es la que se ha pronunciado al respecto de un caso particular denegando a la compañía la autorización para utilizar este sistema de reconocimiento facial con el objetivo de conocer si dos personas condenadas por robo, que tenían orden de alejamiento sobre un centro en concreto, accedían a cualquier establecimiento de la cadena de tiendas.

El auto, al que ha accedido eldiario.es, se puede leer que la Audiencia Provincial de Barcelona ha determinado que con estas medidas no se está "protegiendo el interés público", "sino más bien, los intereses privados o particulares de la empresa en cuestión".

Igualmente comentan que el sistema propuesto por Mercadona “vulnera las garantías adecuadas en orden a la protección de los derechos y libertades de los interesados, no ya sólo de los que han sido penados y cuya prohibición de acceso les incumbe, sino del resto de personas que acceden al citado supermercado". Para el tribunal, existe una violación de la privacidad con esta tecnología.

Esto es un duro revés para Mercadona, que no podrá poner en práctica este novedoso sistema de reconocimiento facial y que ya causó polémica desde su anuncio hace unos años. No obstante, desde Mercadona deslizan que el proyecto se inició en pruebas y que actualmente no está funcionando en ninguno de los supermercados porque la prueba ha ido finalizando tienda a tienda.

De hecho, Mercadona quiere dejar claro, que desvinculan este fallo judicial del hecho de que ya no estén utilizando esta tecnología, añadiendo que “más de 40 juzgados han dado autorización para instalar el sistema en las tiendas donde se realizaron las pruebas”.

La Agencia Española de Protección de Datos ya tiene en el punto de mira esta tecnología de Mercadona, y no obstante abrieron una investigación de oficio que actualmente sigue en curso sin una resolución.

En concreto Mercadona quería utilizar este sistema de reconocimiento facial debido a un problema que sucedió en enero de 2018 donde dos personas fueron condenadas por un robo con violencia, y entre sus penas se les impuso la prohibición de acceder a una tienda de Mercadona concreta, junto a un año de prisión.

Según parece, la cadena de tiendas, un año después, instó a que se le permitiese "el uso de medios electrónicos, consistentes en la detección de entrada [de los dos condenados] a los establecimientos", a través de un sistema automático que detectaría la llegada de los penados con un "circuito cerrado de videograbación".