Skip to main content

El lado oscuro de Instagram: es el escaparate perfecto para la trata de blancas

Instagram

12/11/2019 - 13:30

La esclavitud no está abolida ni mucho menos, sino que sus formas han evolucionado de forma perversa en este siglo XXI, algunas de ellas amparadas por la tecnología.

Haciéndose pasar por marido y mujer, un equipo de BBC News Arabic descubrió que era inquietantemente fácil descubrir traficantes de personas que vendían esclavos en línea en Instagram y otras aplicaciones populares.

En el Golfo, las mujeres empleadas como trabajadoras domésticas se venden online a través de aplicaciones aprobadas y proporcionadas por Google y Apple”, dicen los investigadores en un vídeo publicado el pasado jueves y que puedes apreciar a continuación, colgado en la plataforma YouTube.

Los investigadores contactaron y se reunieron con varias de las personas que anunciaban la venta de trabajadoras domésticas online, incluida una en Kuwait que ofreció venderles a Fatou, una niña de 16 años de Guinea, África Occidental, por 3.800 dólares. “Este es el ejemplo por excelencia de la esclavitud moderna”, dijo Urmila Bhoola, relatora especial de la ONU, Formas contemporáneas de la esclavitud, a BBC News Arabic. “Aquí vemos a un niño que se vende y comercializa como una propiedad”.

Mostrando esta realidad parcialmente oculta en las redes sociales, la investigación demuestra cómo el uso de la tecnología también puede tener finalidades perversas. Tras su salida a la luz, las autoridades de Kuwait habrían convocado a varias de las personas responsables de las cuentas de las redes sociales que vendían esclavos. Las autoridades obligaron a los titulares a retirar sus anuncios y firmar un acuerdo legal que promete no participar nuevamente en esta actividad ilegal. 

Sin embargo, la actualización publicada por BBC News no menciona ningún tipo de castigo o ramificaciones legales para esta venta de esclavos, a pesar de que Nasser al-Mousawi, Jefe de la Oficina de Trabajadoras Domésticas de Kuwait, le dijo al equipo árabe de BBC News durante su investigación que “cualquiera que se ocupe de este tipo de los negocios serán castigados “.

Mientras tanto, Instagram le dijo a BBC News que había eliminado más contenido de este tipo Facebook e Instagram, así como que tomaría acciones para evitar la creación de nuevas cuentas diseñadas para ser utilizadas en el mercado de esclavos online.

La abogada internacional estadounidense Kimberley Motley ha asumido el caso legal de Fatou, a quien las autoridades localizaron después de la investigación y la deportaron a su hogar en Guinea, donde una familia local la adoptó.

En opinión de la jurista, las grandes compañías tecnológicas que facilitaron el comercio de esclavos deberían proporcionarle una compensación monetaria“En la Apple Store proclaman que son responsables de todo lo que se pone en su tienda. Y nuestra pregunta es, ¿qué significa esa responsabilidad?”, declaraba la abogada.

Ver ahora: