Skip to main content

LG fabricará sus smartphones en Vietnam para asegurar el futuro de la división móvil

Stand de LG

26/04/2019 - 19:45

Los fabricantes de móviles chinos han estado aplicando durante años una política de desgaste a largo sobre los grandes fabricantes cuya piedra angular se ha basado en mantener unos precios por debajo de la media del mercado.

Como una gota de agua que golpea sobre la misma roca durante mucho tiempo, al final la roca termina por ceder. Durante el último año, varios fabricantes han cambiado sus estrategias comerciales tratando de mantener su posición en el mercado.

Apple anunció que reducía su presencia en China y la repartía la producción de sus iPhone entre India y Vietnam. Recientemente Sony ha anunciado la reestructuración de su división móvil fusionándola con la división de audio y video. El último en mover ficha ha sido LG, que está migrando la fabricación de sus móviles de Corea del Sur a Vietnam.

En un comunicado, el representante de LG ha confirmado que la compañía está trasladando la fabricación de sus smartphones de su factoría de Corea del Sur a Haiphong (Vietnam). Esta migración responde a un esfuerzo por hacer que su negocio de móviles sea más competitivo en el mercado global.

El representante de LG en Corea del Sur reconoce que los planes no son algo nuevo. En LG han estado preparando este traslado de la producción desde que se inauguró la planta de Vietnam hace cuatro años.

La planta de LG en Corea del Sur continuará siendo el centro de investigación y desarrollo de los móviles de LG y allí se desarrollarán los diseños y se realizan los controles de calidad, pero el grueso de la producción se realizará en otras factorías de la compañía.

Los fabricantes de móviles chinos están ganando importancia en el mercado global obligando a los fabricantes a mover sus infraestructuras para abaratar los costes de producción y poder ser competitivos con unos precios insostenibles en el tiempo.

LG G8 ThinQ, toma de contacto y primeras impresiones

La división de móviles de LG lleva siete trimestres consecutivos encadenando pérdidas. La lenta llegada de los últimos móviles LG G8 ThinQ  y LG V50 ThinQ a los mercados europeos no arroja demasiada esperanza sobre los balances de beneficios de LG, por lo que no se espera una recuperación milagrosa del fabricante surcoreano para el próximo trimestre.

Con este movimiento se le dará un poco de aire a la división de móviles del fabricante surcoreano. Al menos hasta que las marcas chinas vuelvan a mover ficha, bien porque ellos mismos no sean capaces de mantener su propia política de precios durante más tiempo, o intensificando todavía más esa política. Algo que hará que muchos fabricantes dejen de ver rentable la fabricación de smartphones y dirijan todos sus esfuerzos a fabricar otros productos.