Skip to main content

El mercado de las cámaras fotográficas cae un 84% desde 2010

Las mejores cámaras compactas de 2018 por rango de precio

17/02/2019 - 07:15

La web especializada LensVid lleva años monitorizando el mercado de las cámaras fotográficas. Ha publicado los datos de 2018, y las cifras no pueden ser más demoledoras. Las ventas de cámaras fotográficas han caído un 24% en 2018. Desde 2010, se han reducido un 84%. A este ritmo, amenaza con convertirse en un mercado nicho. El móvil fagocita todo lo que toca...

Un simple dato lo dice todo. En 2010 se vendieron 121 millones de cámaras fotográficas en todo el mundo. En 2018, la cifra ha caído a solo 19 millones.

Es fácil descubrir los motivos. Las cámaras de los móviles son cada vez más avanzadas, incluyendo efectos especiales que hasta hace poco eran exclusivos de las cámaras fotográficas, como el efecto Bokeh, el enfoque a posteriori, zoom óptico, etc. Y aunque aún no llegan al nivel de las mejores cámaras de fotos, es obvio que muchos antiguos usuarios de cámaras de fotos se conforman con la calidad que les da el móvil, y no necesitan nada más.

Junto a la caída de las ventas de cámaras un 24% en 2018, también bajaron un 7% la venta de lentes. Las cámaras DSLR redujeron su producción un 12%.

Sí que crecieron las ventas de las cámaras mirrorless, que son las más demandadas ahora mismo, pero solo aumentaron un 2%.

El único dato medianamente bueno es que aunque las ventas cayeron, los ingresos no lo hicieron tan fuertemente. Así, el dinero invertido en comprar material fotográfico solo cayó un 4.5%, y aunque las ventas de lentes bajaron un 7% como hemos dicho, el negocio recaudó un 5% más.

Las mejores cámaras compactas de 2018 por rango de precio

La lectura de esto es que se compran menos cámaras y lentes, pero más caras. A medida que el mercado se reduce solo quedan los profesionales o los amantes de la fotografía, que gastan más dinero en esta afición.

Otra lectura es que como los fabricantes venden menos, suben el precio de las cámaras, y por eso hay más ingresos. Pero esto es un círculo vicioso peligroso, porque si las cámaras siguen subiendo de precio, ahuyentarán a los nuevos usuarios.