Logo Computerhoy.com

Toshiba se despide definitivamente de sus portátiles, los nuevos Dynabook ya son por completo de Sharp

Tecnología
Toshiba 2 en 1

Tras más de 40 años fabricando portátiles, Toshiba comienza una nueva etapa de su vida y dice adiós a uno de sus mayores emblemas. Sus portátiles ahora se podrán encontrar en las tiendas bajo el nombre de Dynabook que les ha otorgado su nuevo dueño Sharp.

Era una maniobra que se veía venir, Toshiba anunciaba hace un año que sus portátiles ya no lucirían el apellido de Toshiba. La compañía se los había vendido a la empresa Sharp, propiedad de Foxconn. Sin embargo, la compañía nipona se había reservado un porcentaje de acciones que acaba de transferir a Sharp.

La histórica relación de los portátiles con Toshiba comienza en 1985, la marca alardea de ser la primera empresa que presentó un ordenador portátil con el formato concha que hoy es tan popular, aunque hay discrepancias sobre esto. Aunque llegó a vender más de 17 millones de dispositivos hace años, el pasado 2018 sólo consiguieron distribuir 1,4 millones, esta caída les hizo replantearse su negocio y acabar vendiendo sus ordenadores a Sharp.

Durante la compra Sharp pagó por el negocio de PCs de Toshiba una cifra irrisoria de 36 millones de dólares, aunque Toshiba se guardó un 19,9% del pastel con la posibilidad de que Sharp lo comprara más adelante. El pasado 30 de junio Sharp reclamó ese pedazo de negocio terminando así el traspaso de acciones de los nuevos Dynabook. 

Los portátiles más vendidos en Amazon

Los portátiles más vendidos en Amazon

Estos son los ordenadores portátiles más vendidos en Amazon España, la principal tienda online de nuestro país. Triunfan los equipos con mejor relación calidad-precio.

Ver listado

Los primero que hizo el nuevo dueño de los portátiles fue cambiarle el nombre por los Dynabooks, un apellido que ya había usado alguna vez Toshiba en Japón. Este nuevo comienzo ha revitalizado los portátiles en el mercado y dado frutos como el Dynabook Portégé X30L-G.

No supone, por lo tanto, una despedida definitiva. Los consumidores seguirán encontrando en las tiendas estos portátiles, que mantienen el estilo de Toshiba pero adaptados a los nuevos requisitos que exige el mercado actual. Sólo tendremos que acostumbrarnos a que no lleven impresa la marca Toshiba. 

Así se ha fraguado la despedida de la que llegó a ser una de las cinco primeras marcas en la venta mundial de ordenadores. En la primera década de los 2.000, Toshiba se quedó atrás sin aportar nada nuevo ni atractivo para los consumidores, frente a los poderosos ThinkPad y MacBook Air y los portátiles de Dell y HP que empezaron a competir más fuerte. 

Lejos ya de su antiguo negocio de PCs, Toshiba seguirá con el resto de ramas tecnológicas que tenía hasta ahora y se centra en nuevos proyectos como la creación de un centro de investigación de inteligencia artificial en el que está invirtiendo 320 millones de dólares.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además