Skip to main content

ZTE deja de vender sus productos: ¿cuál es el motivo de su guerra comercial con EEUU?

Logo de ZTE

10/05/2018 - 09:04

ZTE está en problemas, hasta el punto de tener que frenar la venta de sus móviles y otros productos a nivel mundial de forma indefinida, algo que puede suponer un duro varapalo para el balance contable de un frabricante en plena expansión internacional.

El motivo de esta polémica en ZTE y sus problemas de producción y distribución es el veto de Estados Unidos, que ha prohibido la venta de componentes de compañías estadounidenses a ZTE por supuestamente violar los acuerdos de exportaciones.

Pero, ¿por qué esto obliga a ZTE a dejar de vender en todo el mundo? Te lo explicamos.

Sin componentes no se puede seguir produciendo

Sea cierta o no la acusación, la verdad es que al no poder acceder a partes electrónicas made in USA su cadena de producción no puede continuar operando con normalidad. Sobre todo sus dispositivos móviles son vulnerables, ya que en muchos casos equipan procesadores Snapdragon fabricados por Qualcomm, compañía con sede en San Diego (California).

Una solución podría ser cambiar a chips de otro fabricante. Mediatek es el más claro candidato, aunque es un cambio fundamental que afecta decisivamente al diseño interno y externo de los smartphones y otros dispositivos, así como al apartado de software. No es una modificación que se pueda realizar de un día para otro.

No obstante, existe la posibilidad de que la medida tomada por la marca sea una forma de presionar para salir adelante sin tener que ceder a las demandas de la administración Trump, que pasan por el despido o expediente sancionador a varias decenas de empleados de ZTE acusados de vender tecnología y componentes a Irán.

Para hacernos una idea de hasta qué punto depende ZTE de EEUU y sus fabricantes, basta saber que la marca estuvo dispuesta a abonar 900 millones de dólares de multa por esta supuesta violación, aunque finalmente el gobierno estadounidense impuso la prohibición pese al pago total o parcial efectuado por la empresa asiática.

Estas son las prácticas más escandalosas de los gigantes tecnológicos en la última década

¿Cómo afecta esto al futuro de ZTE a nivel mundial?

Por ahora, tal y como recoge El Economista, ZTE dice tener efectivo suficiente para garantizar su viabilidad a corto plazo, por lo que insta a sus trabajadores a mantener la calma. Sin embargo, para evitar problemas mayores han decidido frenar la distribución de sus productos.

En las tiendas físicas y virtuales en las que hay stock de sus móviles, routers y otros dispositivos aún se pueden adquirir con normalidad, aunque ya no se venden a través de canales oficiales.

Lo que sí transmite a las claras este embargo a ZTE y el consiguiente daño económico es la interdependencia que compañías aparentemente solventes tienen entre sí, muchas veces de países, continentes y sistemas económicos distintos.

Que EEUU haya prohibido vender componentes a ZTE pone en peligro a la compañía china, pero si el gobierno Chino prohibiese el acceso a componentes de su país a empresas norteamericanas el daño para este país sería igual o mayor. Seguramente para los dos.

Está claro que en la economía global actual entrar en guerras comerciales como esta es un arma de doble filo que tiene consecuencias imprevisibles.

Tags:

#Destacado

Ver ahora: