Skip to main content

18 meses de cárcel por filtrar fotos de famosas desnudas

Jennifer Lawrence

28/10/2016 - 11:14

Filtrar fotos de famosas desnudas no sale gratis, y si no que se lo digan al hacker que estuvo detrás del escándalo conocido como The Fappening. Hace más de dos años accedió ilegalmente a las cuentas en iCloud y Gmail de varias celebridades, publicando en Internet sus fotos más íntimas.

Jennifer Lawrence o Kaley Cuoco fueron dos de las famosas cuyas fotos desnudas más privadas fueron publicadas en Internet. En un primer momento se acusó a Apple problemas de seguridad en la nube, aunque posteriormente se comprobó que fue un hacker quien robó las fotos. Ahora ha sido condenado a 18 meses de cárcel.

Ryan Collins, el nombre del creador de The Fappening, se declaró culpable ante la justicia estadounidense. Esto le ha servido para atenuar un poco su pena, que finalmente se queda en año y medio, mucho menos de los cinco años que afrontaba en un principio.

Collins burló a las famosas con una campaña de phishing, accediendo a sus contraseñas y por lo tanto a todas sus fotos desnudas; también vídeos porno y documentos personales de todo tipo. Envió mails a todas las afectadas haciéndose pasar por Google y Apple. En ellos solicitaba el nombre de usuario y contraseña, engaño en el que muchas cayeron, Jennifer Lawrence incluida.

¿Qué es 4chan? El peculiar foro en el que se publicaron las fotos de The Fappening

El phishing es actualmente la forma más efectiva de hackear una cuenta de correo. De hecho no paran de multiplicarse las campañas de este tipo, ante las que nada puede hacer una buena suite de seguridad informática. No queda más que extremar la precaución para no caer en el engaño de estos mails, además de elegir una contraseña realmente segura.

The Fappening, también conocido como Celebgate, se convirtió en un éxito instantáneo en Internet. Un éxito ilegal e inmoral que llevó a miles de webs en todo el mundo a filtrar y publicar las fotos robadas a las celebridades.

Estas son las 10 contraseñas más utilizadas para hackear

Como medida disuasoria para futuros hackeos y filtraciones puede valer, aunque de momento siguen llegando a la red imágenes y vídeos distribuidos sin el consentimiento de los afectados. Es un problema cada vez mayor, especialmente entre las generaciones más jóvenes, acostumbradas a compartir cualquier tipo de contenido en la red.

[Fuente: The Guardian]

Ver ahora: