Skip to main content

5 ventajas de utilizar VPN que quizás no te habías planteado

Beneficios de conectarte a Internet con una VPN.

19/01/2018 - 13:34

Las VPN o redes privadas virtuales son una buena forma de aumentar la privacidad de tu conexión a Internet. Desde hace unos años su popularidad no para de crecer, quizás de forma paralela a los intentos de distintas compañías por vigilar a sus usuarios. No obstante, hay muchas ventajas de utilizar una VPN que aún se desconocen.

Las redes privadas virtuales no son ni muvho menos algo nuevo. Siempre han existido, aunque a medida que avanza Internet, se le encuentran nuevos usos. Entre los beneficios de las VPN está el anonimato, algo cada vez más valorado por los usuarios y que impulsan el cifrado de datos y aplicaciones de mensajería privadas como Signal.

Vamos a enumerar algunos de los motivos para utilizar una VPN que quizás no has tenido en cuenta.

1. Evitar que tu proveedor de Internet acceda a tus datos

Google, Facebook y otras compañías te vigilan. Es el precio a pagar por disponer de sus servicios gratis: utilizan tus datos de navegación para atraer a los anunciantes, que son los que engrasan con su dinero el funcionamiento de toda esta maquinaria.

Sin embargo, por mucho que lo intenten, sólo hay una compañía capaz de saber qué webs visitas y cuándo: tu proveedora de Internet. La compañía telefónica que hayas contratado sí puede saber exactamente tu historial de navegación, aunque estos datos son manejados de forma privada para que ningún empleado o hacker pueda acceder a ellos.

Sin embargo, ahí están, y quizás es algo que querrías evitar. Puedes hacerlo -al menos de forma parcialmente- con una red privada virtual. Uno de sus beneficios es hacer más difícil el rastreo de tus datos para los proveedores de Internet.

Estos son los mejores VPN gratis que puedes utilizar ahora mismo

2. Esquivar la censura

Una de las ventajas de las VPN es que puedes navegar como si estuvieras en otro país. Esto puede ser utilizado para prácticas alegales, como ver servicios en streaming que no están disponibles en el tuyo, aunque también para facilitar la tarea a muchos activistas.

En ciertos países, la libertad de expresión y opinión no existe, y los delitos cometidos en Internet son duramente penados. Es lo que impulsa a los opositores a refugiarse en las redes privadas virtuales como forma de evitar que el gobierno les espíe y detenga.

En China, por ejemplo, están prohibidas, aunque muchos las utilizan para acceder a Twitter o Facebook.

3. Conectarte de forma segura a redes WiFi públicas

Las redes WiFi públicas no son seguras. Un cracker con los suficientes conocimientos puede acceder a información privada y personal de todos los dispositivos conectados a la misma red que él. Por eso es aconsejable evitar estas redes siempre que sea posible.

Si no puedes hacerlo, al menos toma alguna precaución, como por ejemplo conectarte de forma anónima con una VPN. No es una medida infalible, pero pondrá más difícil el acceso a toda la información que fluye hacia o desde tu dispositivo.

Cómo saber que VPN te conviene más según tus necesidades

4. Acceso remoto a tu oficina para teletrabajo

Muchas compañías utilizan redes internas para manejar documentos o información. El problema es que los equipos conectados necesitan estarlo físicamente, un problema si quieres trabajar desde casa. Esto lo evita una de las ventajas más desconocidas de las VPN: puedes acceder a la red del trabajo de forma remota.

Ahora que empieza a coger fuerza el teletrabajo como método de conciliación entre la vida laboral y familiar, muchas empresas deberían explorar esta posibilidad.

5. Evitar ser hackeado

Ya hemos dicho antes que ser hackeado es relativamente fácil en una red WiFi pública. Incluso en la privada también lo es si el delincuente en cuestión tiene datos como la IP o ha logrado colar malware en tu PC.

Una buena medida de seguridad es esconder tu dirección tras una VPN, que proporcionará al atacante una dirección falsa.

[Imágenes: Thinkstock]

Ver ahora: