Los accionistas de Twitter se niegan a vender sus acciones

Acciones de twitter

Algunos de los mayores accionistas de Twitter planean quedarse con sus acciones, dejando pasar la primera oportunidad de vender acciones después de la oferta pública inicial de la compañía en noviembre. 

Su voto de confianza podría dar un impulso a las acciones de Twitter, que se están negociando en torno a 40 dólares, por encima de su precio de salida a bolsa 26 dólares, después de un fuerte descenso desde un máximo de 74,73 dólares en diciembre.

Los cofundadores de Twitter, Evan Williams y Jack Dorsey, y su presidente ejecutivo, Richard Costolo, se han comprometido a no vender las acciones cuando el periodo de permanencia expire el 5 de mayo, según ha informado la compañía en un comunicado. Además, los tres han acordado que si alguna vez se venden sus acciones, lo harán a través de un programa de comercio preestablecido con reglas precisas.

Williams, director general de Twitter, posee el 9,4 por ciento de la empresa, valorado en unos 2.3 mil millones de dólares, de acuerdo con la declaración anual de la empresa presentada la semana pasada. Dorsey, que es el actual presidente, es dueño de un 4 por ciento, y Costolo posee un 1,4 por ciento.

El mayor accionista de Twitter, la empresa de gestión de dinero Rizvi Traverse Gestión, que supervisa los fondos por el 17,9 por ciento de la compañía, también planea aferrarse al plan, según una persona cercana a la empresa. Benchmark Capital, firma de capital de riesgo y uno de los primeros inversores en Twitter, también tiene la intención de mantener su participación del 5,4 por ciento. "Estamos tan emocionados de ser inversores en Twitter ahora como estábamos cuando tenía 25 empleados", dijo Matt Cohler, socio de Benchmark "Siempre pensamos en Twitter como una inversión a largo plazo".

Los empleados y los primeros inversores en la empresa tendrán su primera oportunidad de vender partes significativas de sus acciones el 6 de mayo, después de que expire el período de seis meses habitual después de las ofertas públicas iniciales.

Contando con la información privilegiada que representa saber que más del 38 por ciento de las acciones no se van a vender, y que otros grandes accionistas como JPMorgan Chase y Spark Capital posiblemente se unan a ellos, significa que de nuevo pocos valores de Twitter saldrán al mercado. Una continuación de la escasez de la oferta podría ayudar a levantar las acciones de Twitter, compensando, en parte, la presión de vender que ha maltratado las acciones tecnológicas en las últimas semanas.