Una adolescente debe 3.500€ por usar Facebook de vacaciones

Roaming

Llámalo irresponsabilidad o ignorancia, pero lo cierto es que el roaming sigue causando muchos más estragos de lo que creemos.

A pesar de que salen multitud de historias sobre facturas kilométricas a la luz, gran parte de la población todavía vive ajena a lo caro que puede costarnos activar nuestros datos en el extranjero.

Es el caso de Carissa Grice, una británica de 18 años que recibió una factura de 2.907 libras (unos 3.500 euros) por utilizar Facebook, WhatsApp y Twitter mientras se encontraba de vacaciones en Turquía.

¿Sabías que a esta mujer le costó descargarse un CD 3.155 euros por culpa del roaming?

La joven compró un bono de Internet, pero sobrepasó el límite de datos que había contratado. En concreto, fueron 650 MB de datos adicionales, lo que hizo que su factura alcanzase la escandalosa cifra.

Carissa pensaba que estaba utilizando el Wi-Fi del hotel, pero tenía el Roaming activado y estaba utilizando los datos para enviar fotos de su viaje a sus amigos.

Orange, la operadora que tenía contratada en Reino Unido, la llamó para avisarle de que había superado las 1.000 libras en su factura, pero luego rectificó y especificó que se trataba de un error.

La adolescente siguió haciendo un uso normal de su smartphone y cuando volvió a su país y vio la factura casi le da un ataque. Sus padres se negaron a pagarla, alegando que no podían permitírselo.

Carissa, que trabaja en un salón de belleza por el salario mínimo, compartía en Twitter que estaba endeudada.

Sin embargo, la historia ha acabado teniendo un final "feliz" para ella, ya que la operadora ha accedido a reducir su factura, por lo que tendrá que pagar 250 libras (¡en lugar de las 2.907 iniciales!).

La joven compartía su alegría también en las redes sociales:

Esperemos que haya aprendido la lección...