Airbnb, vacaciones baratas en casas y apartamentos privados

Airbnb, vacaciones baratas en casas y apartamentos privados.

Los hoteles o las casas rurales ofrecen un estilo muy particular de hospedaje, profesional y aséptico. Contratas, te alojas y te marchas.

Pero quizá ya estás cansado de pasar tus vacaciones siempre en hoteles y alojamientos preparados para huéspedes, y busques algo más íntimo y acogedor. O quizá te apetece algo diferente. ¿Qué tal alojarte en un castillo, en el camarote de un barco, o en un iglú, a precio de un hotel de tres estrellas?

Es la magia del alojamiento en casas y apartamentos particulares. Personas individuales que ofrecen una habitación, o su casa entera, durante unos días, a unos precios muy baratos. Por supuesto, este tipo de acuerdos requiere un control por ambas partes, y una coordinación, por eso existen servicios con airbnb, que se dedica a poner en contacto a anfitriones y huéspedes.

Airbnb dispone de más de 350.000 viviendas low cost en 34.000 ciudades de 190 países, incluyendo más de 600 castillos, por si te interesa pasar la noche en alguno de ellos.

Pero también tienes a tu disposición casas en los árboles, islas privadas, cabañas a pie de playa, modestas viviendas de campesinos, o apartamentos en pleno centro de Tokio. Más de 15 millones de personas han probado el funcionamiento de airbnb.

Crea tu propia página web desde 6,99€ al mes

Es, sin duda, una propuesta muy interesante, tanto si decides ser un anfitrión como un si optas por convertirte en huésped. Vamos a mostrarte qué es y cómo funciona airbnb, y las ventajas que ofrecen las casas y apartamentos privados y baratos.

airbnbUna noche en un barco, 82€

Así es airbnb

Fundada en 2008, en San Francisco (California), airbnb se ha extendido por todo el mundo.

En España es posible encontrar miles de anfitriones en todas las ciudades del país. Según un estudio de Dwif Consulting, airbnb generó una actividad económica sólo en Barcelona equivalente a 128 millones de € en 2014, y ha impulsado la creación de 4310 puestos de trabajo.

Hay que tener en cuenta que buena parte de los anfitriones dedican el dinero ganado con el alquiler a pagar la propia vivienda, o a llegar a fin de mes. Airbnb también crea riqueza en la zona, pues el 60% de los huéspedes visitan la ciudad por primera vez, se quedan 2.4 veces más de tiempo, y gastan 2.3 veces más que un turista estándar.

airbnb

airbnb es, en esencia, un servicio integral de alojamiento entre particulares. Un huésped ofrece una o varias habitaciones, o su casa entera, por un precio por noche que él fija. Los viajeros revisan la base de datos y cuando encuentran una casa que les gusta, se ponen en contacto con el anfitrión. Acuerdan el precio, los días de alquiler, y las reglas. En algunos casos el anfitrión sigue viviendo en la casa, así que es una forma de conocer gente nueva, así como las costumbres locales. En el precio pueden entrar servicios como la cocina, o incluso la comida. Pero cada anfitrión pone sus reglas.

Lo interesante del tema es que, al tratarse de un servicio entre particulares puedes negociar condiciones personales de estancias ciertos días al mes, horarios, limpieza, etc.

Por supuesto, este tipo de acuerdos exigen un control. No puedes irte a vivir a la casa de un desconocido ni tampoco un anfitrión puede ceder su vivienda a cualquiera. Aquí es donde entra juego airbnb, que posee mecanismos de control para comprobar que tanto los anfitriones como los huéspedes son gente de fiar. Además, existe un sistema de puntuación en los que tanto los huéspedes como los anfitriones son puntuados cuando se termina la estancia. Esta puntuación es clave para que un anfitrión siga teniendo visitas, y un viajero sea admitido en cualquier sitio a la primera.

Quiero ser un huésped

La forma más sencilla de usar airbnb es, sencillamente, buscando un alojamiento privado. En el buscador de airbnb introduces algunos datos básicos como el destino, la fecha del viaje, los días que vas a estar, y el número de huéspedes. Entonces obtiene la lista de anfitriones de la zona. Puedes usar filtros, como por ejemplo si buscas una habitación o toda una casa, si quieres casa compartida o no, el precio por noche, etc:

airbnb

Es posible ver fotos de cada habitación o estancia, para hacerte una idea de dónde te alojarás. Si encuentras una que te gusta puedes examinar la ficha del anfitrión para leer las evaluaciones de anteriores huéspedes, y comprobar si todo está en regla.

Hallarás cuentas de redes sociales, emails, e incluso el número de teléfono para contactar con él, si quieres preguntar dudas o, simplemente, charlar un rato para comprobar aspectos como los horarios, las reglas de la casa, la estancia, etc. Todos los datos personales se mantienen en privado hasta que se cierra el acuerdo.

airbnb

Del mismo modo, el anfitrión hará lo mismo contigo, así que debes crear una ficha con tus datos básicos, contacto y otra información. El perfil contendrá las evaluaciones de los anfitriones en donde te hospedes, pues ellos también te pondrán nota. Como mejor huésped seas, más fácilmente te acojerán en próximos viajes.

Si el anfitrión y el huésped se ponen de acuerdo en los términos, airbnb se encarga de gestionar los pagos. El huésped paga en el momento de hacer la reserva, pero el dinero no se entrega al anfitrión hasta que como mínimo ha pasado un día desde que se ha iniciado el alojamiento. Si algo marcha mal, el pago se cancela. Existen numerosos sistemas de cobro, desde una cuenta bancaria a tarjeta de crédito o PayPal.

Diseño profesional para tu web

Del mismo modo, airbnb tiene un equipo de más de 150 profesionales, desde comerciales a abogados y juristas, con acceso las 24 horas del día, para mediar en posibles discrepancias y resolver cualquier problema.

Existe también una app para el móvil desde la que podrás mantenerte en contacto permanente con airbnb, obtener los itinerarios, reservar o gestionar los anuncios, si eres un anfitrión.

Al terminar la estancia los implicados se evalúan entre sí, y esa información queda guardada en su perfil. Si ha surgido algún problema, airbnb tiene una política de reembolso que cubre diferentes contingencias.

Quiero ser un anfitrión

Airbnb

Si te cuesta llegar a fin de mes o simplemente quieres sacar algo de dinero para tus gastos, quizá te interese plantearte alquilar una habitación o parte de tu casa, a través de airbnb.

Lo más interesante de todo es que no hay ningún compromiso con la empresa, y tu pones las reglas. Es decir, no tienes que ofrecerla cierto número de días, ni cumplir otras condiciones, pues no se trata de hacer negocio, sino de economía colaborativa. Particulares ofreciendo su casa a particulares. Aunque, lógicamente, airbnb se llevará una comisión del alquiler por anunciarte en su web, gestionar los pagos, asesoramiento, etc.

airbnb

Como hemos comentado, tu fijas los días que quieres alquilar, el precio por noche, si hay servicios como la comida, los horarios de la casa, y otras reglas. El huésped tendrá que aceptarlas si quiere alojarse.

Un aspecto importante es la ficha de perfil de anfitrión en donde debes incluir datos como tu foto, pequeña biografía, descripción de tu casa y el entorno, y diferentes sistemas de contacto. airbnb te pedirá algún documento oficial, como tu DNI o pasaporte, aunque lógicamente no lo compartirá con nadie. Tendrás que generar confianza si quieres que alguien pague para alojarse en tu casa.

Puedes crear todos los anuncios que quieras (si tienes diferentes casas o habitaciones) de forma gratuita. Aspectos como incluir una gran cantidad de fotos, o si tienes o no WiFi, son datos importantes que ayudarán a atraer gente.

airbnb

Tras charlas con los candidatos, el anfitrión tiene la última palabra a la hora de dedidir si acepta o rechaza a un huésped, en función de las evaluaciones de su perfil, o si le resulta de confianza tras contactar con él.

Si te preocupan los posibles desperfectos que ocasionen los huéspedes, especialmente si alquilas la casa entera, debes saber que airbnb tiene un seguro gratuito que cubre hasta 35.000€ en posibles daños, desde el robo a la rotura de un cristal o la mancha en un sofá, así que no debes preocuparte de nada.

Una vez acordado un alojamiento, recibirás el pago un día después de comenzar el mismo. La evaluación del huésped al final será vital para que sigas recibiendo visitantes. Los mejores anfitriones recibes estrellas y la calificación de Superhost, que les otorga más visibilidad y confianza.

¿Qué ventajas tiene airbnb?

Si has leído el reportaje, tu mismo habrás descubrierto algunas de las mejores aportaciones de airbnb a tus vacaciones o escapadas de fin de semana low cost.

Con Airbnb puedes conseguir alojamiento privado en un ambiente acogedor y hogareño y lo mejor de todo, barato, pues no se trata de un hotel con una decoración para invitados, sino de una casa habitada. Incluso puedes garantizarte una comida casera en buena compañía. O, al contrario, la privacidad y tranquilidad que no puede ofrecerte un hotel.

La variedad es inmensa: tienes a tu disposición desde apartamentos hasta áticos, caravanas, cabañas de madera, palacios, castillos, cuevas, e incluso los típicos tipis de los indios americanos.

airbnb

La mayor ventaja de Airbnb es el precio. En la plataforma podrás encontrar y planificar vacaciones mucho más baratas con un alojamiento low cost ya que los precios son mucho más asequibles que en los establecimientos profesionales, al tratarse de particulares que no tienen que pagar a empleados, o un mantenimiento. Hay habitaciones por apenas 10€, y puedes pasar una noche en una mansión o en un castillo por apenas 60€.

Si eliges una casa compartida (con el anfitrión o con otros huéspedes) conocerás gente, las costumbres locales, y te indicarán los mejores lugares para visitar. Los foros en línea y los encuentros de airbnb reúnen a anfitriones y húespedes con intereses similares para intercambiar experiencias, consejos, etc.

Como hemos comentado, buena parte de los anfitriones utilizan estos ingresos para llegar a fin de mes o pagar gastos, así que contribuyes a ayudar a estas personas.

Al tratarse de un alojamiento privado, puedes negociar aspectos imposibles en un establecimiento profesional, desde horarios a la frecuencia y los tipos de comida, calefacción, privacidad, etc.

airbnb es un inmejorable ejemplo de que la economía colaborativa tiene mucho que ofrecer para mejorar el nivel de vida, no sólo de las personas implicadas, sino de todo su entorno. ¿Te atrae la idea?