Amazon comienza a pagar impuestos en los países en donde opera

Amazon comienza a pagar impuestos locales en los países en donde opera.

En una decisión que podría calificarse de histórica, por lo que representa, la filial de Amazon en el Reino Unido ya registra sus ventas en el país, en lugar de hacerlo en Luxemburgo, como había ocurrido durante más de diez años. Esto significa que comenzará a pagar impuestos locales en el Reino Unido.

Así lo ha confirmado un representante de Amazon al periódico The Guardian: "Amazon ya registra las ventas de los clientes del Reino Unido en su filial del Reino Unido. Previamente estas ventas se registraban en Luxemburgo".

Es una decisión clave por el efecto dominó que podría provocar en las empresas de Internet. Todas las multinaciones de Internet que operan en Europa, tanto la propia Amazon como Apple, Google, Microsoft y el resto, registran las ventas europeas en países de "tributación especial" como Luxemburgo o Irlanda.

El #ofertómetro semanal de Amazon

Aunque con cada venta estas empresas sí pagan el IVA en el país en donde se realiza, los impuestos los pagan en Luxemburgo o Irlanda, países en donde tributan al 2 o al 5%, mientras que si lo hiciesen en Francia, Reino Unido o España, tendrían que pagar al menos el 25%. Hasta ahora era legal, pero la Unión Europea lleva meses preparando una posible multa de miles de millones de euros a aquellas empresas que no tributen en los países en donde operan.

Parece que los gigantes de Internet están comenzando a asumir lo inevitable. Llega el momento de hacer lo que la UE pide, antes de que caigan las multas.

Aún no se ha confirmado si Amazon va tributar también en el resto de países europeos en donde dispone de tiendas (Francia, España, Alemania e Italia) pero esta decisión de pagar impuestos locales en el Reino Unido puede provocar un efecto dominó. Si Amazon lo hace, el resto de compañías del renombre de Apple (que también tributa en Luxemburgo), Google y compañía, podrían verse obligadas a hacer lo mismo.

Es una buena noticia para las arcas de los países implicados, que cobrarán impuestos de compañías que ganan miles de millones de euros al año. Pero sus ganancias se reducirán para cubrir esos impuestos locales. ¿Afectará a los servicios o a los precios de las compañías de Internet?

[Fuente: Betanews]