Apple, Microsoft, Google avisarán cuando policia pida datos

Google, Facebook, Microsoft, Apple y otras compañías de Internet avisarán a los usuarios cuando la policía, Hacienda o el gobierno pidan sus datos privados.

Tras desvelarse el escándalo del espionaje de la NSA, las compañías de Internet han quedado éticamente muy tocadas.

La mayoría de ellas incumplieron los acuerdos de privacidad con sus clientes y miraron hacia otra lado cuando la NSA espió de forma masiva. O incluso colaboraron con la Agencia de Espionaje Americana y otras entidades gubernamentales, facilitándoles el acceso sin ningún control.

Ahora, ya sea por sincero arrepentimiento o simple interés comercial (personalmente apuesto por lo segundo), parece que se posicionan del lado de los usuarios.

Según informa el periódico The Washington Post, las principales compañías de Internet, como Apple, Microsoft, Google o Facebook, se han puesto de acuerdo para informar a sus usuarios cuando una entidad estatal, desde la policía a Hacienda, o incluso el servicio secreto, requiera revisar sus datos personales.

Apple, Google, Facebook y Microsoft avisarán a los usuarios cuando gobierno pida sus datos

La NSA utilizó el bug Heartbleed durante años sin avisar de su existencia

Es una decisión que ya tomó Twitter hace unos meses, pero parece que ahora aceptan el resto de gigantes de Internet.

Se trata de una medida importante, porque hasta ahora, cuando la policía, Hacienda u otra entidad pedía a las compañías datos de los usuarios, normalmente se los entregaban, sin notificarlo a nadie.

A partir de ahora, cuando esto ocurra, avisarán a las personas investigadas.

Por supuesto, habrá excepciones. Si la petición la realiza un juez que pide que no se avise a nadie, o se considera una investigación oficial, las compañías de Internet no informarán.

Pero se frenan de golpe las peticiones policiales sin acusación ni requerimiento judicial.

Lógicamente, las autoridades han puesto el grito en el cielo, porque esta medida pararía en seco investigaciones de narcotraficantes, pederastas y otros delincuentes sobre los que se buscan pruebas que están en sus datos de Internet, pero a los que no pueden acusar hasta que no revisen esos datos.

Y si cada petición exige una acusación oficial o la firma de un juez, muchas investigaciones se paralizarían y los delincuentes podrían escapar o seguir perpetrando sus crímenes. Por otro lado, si se les avisa de que son investigados, destruirían pruebas o se fugarían.

Una medida que resulta polémica, desde cualquiera de las dos perspectivas.

A fin de cuentas, es un tema tan viejo como el mundo: a mayor privacidad, mayor impunidad de los delincuentes. Hay que elegir lo uno o lo otro. ¿Dónde está el término medio?