Averigua quién vende tu dirección de correo a listas de spam

Averigua quién vende tu dirección de correo a listas spam

Los correos spam pueden llegar a convertirse en una pesadilla. Especialmente si eres de los que va dándose de alta con su correo personal en numerosas páginas web y servicios. Ahora puedes averiguar qué webs vende tu dirección de correo electrónico con un sencillo truco de Gmail.

La forma de saber quién se encuentra detrás del spam es aprovechar el funcionamiento del correo de Google en beneficio propio. Gmail no detecta el símbolo “+” en las direcciones de correo, por lo que si, por ejemplo, usas computer+hoy@gmail.com, el servicio sólo detectará computer@gmail.com.

Sin embargo, la web en la que te das de alta con el mail sí que recibirá la dirección tal y como la has escrito. De este modo, venderán tu dirección como computer+hoy@gmail.com, y a ella te llegarán los correos spam del remitente que se la haya comprado.

Es una forma de caballo de Troya que introduces en el íncide de direcciones que manejan los que se dedican a ganar dinero con los mails ajenos.

La mejor forma de evitar recibir correos spam es no proporcionar tu dirección de correo electrónico a cualquiera. Hay gente que hacen negocio comprando y vendiendo estos mails para enviar posteriormente publicidad y promociones. Gracias a este truco de Gmail podrás saber cuáles son.

Si ya estás dado de alta en varios de estos sitios, puedes bloquear la suscripción desde tu cuenta, accediendo a las opciones desde dentro del correo spam. O directamente implantando un filtro antispam que bloquee todo el correo basura antes de que llegue a tu bandeja.

Claves para evitar el spam en nuestra bandeja de entrada

El único inconveniente a la hora de averiguar quién ha vendido tu dirección de correo es que los spammers han empezado a reaccionar. DigitalTrends ya señala que algunas webs ya bloquean los mails que incluyen el signo “+”, por lo que es mejor que te des prisa a la hora de desenmascarar a los spammers.

El correo basura es una lacra a nivel mundial. Supone un porcentaje importante de todos los correos que circulan por Internet, especialmente en España. Por suerte para los usuarios, los proveedores de cuentas de correo han comenzado a reaccionar contra él, una lucha que se ha iniciado con buen pie.